• De acuerdo con Statista, hasta el 41 por ciento de la población es fanática de DC Comics

  • A escala global, incluyendo China, el filme más exitoso de la empresa fue Aquaman (2018)

  • En Estados Unidos, la empresa es el mayor publisher de cómics, solo debajo de Marvel

Hoy en día, es prácticamente imposible que todas las marcas escapen por completo de los efectos del entorno político a su alrededor. De inicio, empresas y agentes de la vida pública compiten por la atención de los consumidores. Algunos negocios, en especial los proveedores de publicidad, deben tomar decisiones difíciles sobre su rol en la interacción pueblo-gobierno. En ningún caso son tan claros estos fenómenos como en el pleito entre China y Hong Kong.

Desde hace meses que los dos territorios asiáticos están envueltos en casi una batalla campal de voluntades. De acuerdo con BBC, el conflicto se remonta a que Hong Kong, al contrario de otras ciudades en China, cuenta con un nivel de autonomía y libertad superior. Sin embargo, muchos de estos derechos se han ido suprimiendo paulatinamente. Según ABC, las protestas están en marcha desde junio, por una ley de extradición, y se tornan cada día más violentas.

Lo que más llama la atención del conflicto entre China y Hong Kong es que, com apunta Vox, muchas marcas se han visto envueltas en la lucha. No solo se trata de empresas que están tratando de apoyar a ambos lados simultáneamente, a pesar que cada parte tiene una agenda radicalmente distinta. Más de una empresa ha decidido realizar muestras de apoyo, directa o indirecta, al gobierno en Pekín. Esto, por la enorme presión que ejerce el gobierno asiático.

Una marca más a la lista de China

Otra empresa acaba de doblegarse ante la influencia y exigencias de Pekín. De acuerdo con The Drum, DC Comics acaba de atenerse a las quejas y exigencias de China, así como varios de sus consumidores en el país. Esto, debido a una publicación de la marca en redes sociales. La imagen representaba a Batwoman, completamente vestida de negro, a punto de arrojar una bomba molotov. En el fondo se podía observar un copy que ponía la frase “el futuro es joven”.


Notas relacionadas


Rápidamente la imagen fue duramente criticada por usuarios de China a través de redes sociales como Weibo. Varias personas señalaron que tanto la indumentaria de Batwoman, como el color de su ropa y la pose al lanzar la bomba, era una clara alusión a las protestas de Hong Kong. Asimismo, señalaron que esta imagen mostraba un apoyo claro de DC hacia los jóvenes en la ciudad asiática. Ante la controversia, la empresa retiró rápidamente la imagen.

Doblegarse ante intereses políticos

No sería la primera vez que una marca tiene que retractarse por un supuesto apoyo hacia Hong Kong que “ataca” los intereses de China. En agosto, Versace cometió el error de dar a entender que la ciudad autónoma era un territorio independiente al país en algunas playeras. Apple tuvo que retirar una app de mapas que permitía a los protestantes ubicar retenes de policía. Hasta Nike se vio forzado a quitar una línea de zapatos de tiendas para calmar a Pekín.

¿Están haciendo bien las marcas al doblegarse ante el poderío de China? Hay dos formas de ver y responder a esta pregunta. De inicio, podría pensarse que no es lo más correcto. Al final, muchas empresas que han atendido a las exigencias de Pekín presuntamente luchan por los mismos valores que defienden los protestantes de Hong Kong. Que solo se atrevan a hablar al respecto en países occidentales, donde están seguros, refleja una incongruencia de marca.

Por otro lado, es importante poner en perspectiva la situación. China es, sin lugar a dudas, uno de los mercados de consumo más importantes de todo el mundo. Eso sin contar, claro, que se trata de una excelente base de operaciones para la expansión en el continente asiático. Llegar a un conflicto con su gobierno, en estas circunstancias, es una decisión no muy inteligente. Así que, desde la perspectiva de negocio, se trata de la acción más prudente que se puede tomar.

loading...