• La campaña de Pepsi fue diseñada con ayuda de VaynerMedia

  • Por su parte, el comercial de Frito-Lay fue desarrollado por su equipo creativo interno

  • Ambos anuncios se espera se transmitan tanto en TV como en canales digitales 

Prácticamente todas las compañías están listas para la Navidad. Esto no solo significa que ya tienen lista su estrategia de marketing para las fiestas. Implica, naturalmente, que ya lanzaron su respectiva campaña decembrina. KFC lanzó hace unos días una serie de geniales anuncios con animación tradicional para promocionar sus descuentos. Por su parte, John Lewis decidió volver un dragón en el protagonista de su activación 2019. También están Loewe, WWF y Ikea.

No es poco común que las empresas lancen su campaña de Navidad tan “temprano” en el año. De acuerdo con Creative Pod, algunos clientes están realizando búsquedas decembrinas desde tan temprano como septiembre. Pero según The Guardian, algunas autoridades creen que dos meses antes de las fiestas es aún demasiado pronto para comerciales decembrinos. Otros agentes, como Bubble, defienden que el momento correcto es en pleno noviembre.

En ocasiones parecería que no hay una respuesta adecuada para cuándo lanzar una campaña de Navidad. Sin embargo, siempre es interesante ver cómo es que las marcas pelean con fiereza por capturar la atención de los consumidores. Algunas tratan de lanzar su campaña antes que nadie, para apoderarse la conversación desde el inicio. Otras se salen por completo de los clichés, para diferenciarse. Algunas marcas apuestan fuerte al poder de las estrellas.

Una campaña de Navidad para Pepsico

Durante los últimos días, una de las compañías refresqueras más importantes del mundo lanzó dos videos para sus marcas más importantes. La primer campaña, para Pepsi, es un video que se burla directamente de Coca-Cola. En ella, Cardi-B anuncia una promoción en la que los usuarios pueden participar en una rifa de Navidad para ganar dinero. Los usuarios, en lugar de conservar el premio, deben regalarlo inmediatamente a amigos, familiares o una organización.

También Frito-Lay, propiedad de Pepsico, lanzó hace poco su campaña de Navidad. En ella la protagonista es Anna Kendrick. A lo largo del video, se ve a la mujer cantando una pieza que hacer burla a otras iniciativas publicitarias que usan música decembrina para generar conexión con la audiencia. A pesar que la pieza tiene el mismo ritmo y estilo de otras obras más cliché, la que interpreta la actriz hace referencia a las papas fritas de la compañía y otras actividades.

Rompiendo expectativas

Ésta no es la primera vez que una marca lanza una campaña que emplea los mismos clichés de la temporada para burlarse de los comerciales más convencionales de sus rivales. Para la época de Halloween, Geico utilizó algunos de los elementos clásicos del terror para crear un anuncio cómico a finales de septiembre. La organización Sandy Hook Promise también tomó la fiebre del regreso a clases para crear un genial video sobre los tiroteos en Estados Unidos.

La campaña de Pepsico para Navidad está a medio camino entre romper clichés y atenerse a ellos. Por un lado, la burla a los elementos clásicos de las fiestas decembrinas se agradece. No solo permite crear un concepto bastante nuevo que además le permite hacer burla de sus rivales. Además, crea una narrativa atractiva que consolidan la imagen de la empresa como una rival digna de otras empresas que todavía se aferran al top of mind de los consumidores.

Por otro lado, su uso de Cardi B y Anna Kendrick es bastante limitado, incluso cliché. No se puede negar que la personalidad de ambas mujeres se expresa claramente en cada campaña. Sin embargo, su presencia no es suficientemente clara como para que el consumidor perciba que estas artistas, y no otras, eran necesarias para realizar este comercial. No es una mala implementación, pero sí se queda corto en la forma que aprovecha a su casting estelar.

loading...