• El co-fundador de una startup de marketing puede ganar entre 35 y hasta 140 mil pesos al mes en México

  • Por su parte, los directores creativos en agencias digitales pueden aspirar a salarios de entre 40 y 105 mil al mes

  • Los directores de comunicación y Relaciones Públicas pueden obtener hasta 140 mil pesos en la zona centro/sur

La industria del marketing no es solo un campo de estudio interesante. También puede ser un mercado particularmente benéfico, hablando en el aspecto financiero. No solo se registra un crecimiento constante en los presupuestos dedicados a tareas publicitarias a escala global. También las compañías buscan invertir cada vez más en propuestas elaboradas, complejas y atractivas para los consumidores. Lo anterior impacta tanto a marcas como a expertos.

De acuerdo con Piktochart, el proceso para entrar y triunfar en la industria del marketing como individuo ha cambiado en dos dimensiones. Primero, evidentemente, estos roles se han visto fuertemente influenciados por las tecnologías digitales. Segundo, por la misma prevalencia del internet e innovaciones afines, se vive un mercado más democrático. Es decir, con la voluntad e inversión adecuada, casi cualquier persona puede desarrollar las herramientas para triunfar.

Por otro lado, Best Value Schools apunta que también hay incrementos significativos en la demanda de profesionales de marketing. En especial para aquellos especialistas en análisis de datos y creación multimedia, se espera que crezca la necesidad de sus habilidades a doble dígito en el futuro cercano. Una tendencia que, según Hubspot, no se reducirá pronto. Con estas condiciones, hay una pregunta crucial que responder: ¿cómo es el panorama salarial?

Así son los salarios de marketing en México

Un estudio reciente de la firma Michael Page revisó el promedio de remuneración dentro de múltiples industrias dentro del país. También los expertos de marketing fueron incluidos en el estudio. Los salarios más altos todavía son los de CMOs, que pueden alcanzar hasta 230 mil pesos mensuales en compañías grandes del centro/sur y norte del país. Dentro de las empresas más pequeñas de la región occidente, en cambio, pueden ser tan bajo como 70 mil.

Otro salario de marketing que llaman la atención es el de los ecommerce project manager. Estos profesionales son los que menor remuneración perciben, de acuerdo con el reporte. En promedio, dentro de empresas pequeñas, pueden ganar tan poco como 20 mil pesos al mes. De cerca le siguen los roles de creación de contenido digital, como content manager, editor en jefe y productor de video digital. Ni en negocios grandes pueden aspirar a más de 100 mil.

¿Qué vale más? ¿La producción de contenido o su ejecución?

Cada firma de análisis tiene sus propias conclusiones sobre el estado laboral de la industria del marketing. Hace unas semanas, la plataforma Love Monday’s reportó que los CMOs de México apenas recibían 47 mil 545 pesos mensuales. Statista, por su parte, señalaba a finales de 2018 que los Country Manager eran los mejor pagados del mercado, con 522 mil. Mientras tanto, a inicios del año, el Departamento de Investigación de Merca 2.0 presentó sus cifras.

Sin importar de dónde venga la información, se puede observar claramente una tendencia en la industria del marketing. Es indudable que los puestos gerenciales y del C-suite suelen ser mejor pagados que los del resto de la pirámide. Pero incluso comparando entre directores en más o menos el mismo nivel de responsabilidades, las áreas de creación de contenido suelen ganar menor que sus homólogos estratégicos. Así pues, ¿vale más ejecutar que crear?

La situación es un poco más complicada, pero bien es lo que parecen sugerir las cifras. Es claro que los expertos de marketing encargados de la planeación, gestión y ejecución de estrategias han sabido, cuando menos, valorar mejor su trabajo que los creadores. Claro que ambos roles tienen su importancia en el proceso comercial de las compañías. Pero también es importante recordar que, sin contenido, no se tendría ninguna campaña que llevar al público.

Tal vez es momento que los expertos de marketing en el área de contenido empiecen a exigir y revalorizar el valor de su rol y actividades dentro del flujo de trabajo de la industria.