• Según eMarketer, 83 por ciento de los usuarios están conscientes que las marcas pueden seguir su ubicación

  • La firma asegura que la mayor ventaja de esta tecnología para un negocio es conocer el crecimiento de su audiencia

  • De acuerdo con Fortune, la geolocalización puede usarse junto a Realidad Aumentada y eventos offline

Una de las tendencias más comunes en el mundo es el uso del análisis de datos. hay varias razones por las que sucede este fenómeno. En primer lugar, los sistemas de Inteligencia Artificial es cada vez más refinada y se utiliza en un superior número de áreas. Por otro lado, la prevalencia de los medios digitales y la aparición de tendencias como la omnicanalidad ha multiplicado la cantidad de información que puede obtener prácticamente cualquier negocio.

Estos habilitadores se hacen notar en las estadísticas de data analysis. De acuerdo con G2, el 53 por ciento de las empresas a escala global ya habían adoptado el Big Data para finales de 2017. Hosting Tribunal además señala que el negocio del análisis de datos ha creado, desde 2012, más de 14 millones de trabajos en todo el mundo. Además se tiene un buen panorama a futuro, por los 50 mil millones de dispositivos conectados que habrá en 2020, según Attunity.

Por supuesto, no todas las estrategias de análisis de datos son iguales. De hecho, aunque la información es útil para prácticamente cualquier negocio, cada uno debería recolectarla e implementarla de forma distinta, según sus necesidades. Así pues, varias disciplinas han surgido en este mercado, desde visualización y toma de decisiones hasta optimización de procesos y publicaciones. Pero hay una técnica que parece prometedora: la geointeligencia.

¿Qué es la geointeligencia y por qué importa a tu negocio?

En una entrevista con Merca 2.0, Daniel Encina, CEO de Georesearch, define la geointeligencia como el análisis de variables comerciales, demográficas y socioeconómicas. Apunta que esta tecnología permite a un negocio estimar o predecir ventas, así como analizar a sus clientes y sus comportamientos. A través de esta técnica, afirma, se puede empoderar a las empresas. Y además, permitirles tomar “grandes decisiones comerciales y de expansión”.

[Usar] la geointeligencia para resolver problemáticas e incógnitas de todo tipo hace que las tecnologías de geolocalización aporten una gran cuota de innovación a la hora de tomar decisiones estratégicas basadas en data confiable. Estas decisiones en la actualidad y a mediano-largo plazo, concentran más del 80% de las ventas de los actores comerciales, por lo que contar con ella es crucial para que las probabilidades de éxito [del negocio] sean altas.

Adelante de la curva

La idea de emplear datos de geolocalización para encontrar oportunidades comerciales no es nueva. Burger King, tanto para una campaña en México como una similar en Kuwait, utilizó esquemas de Big Data y análisis en tiempo real para dar descuentos y entregar a domicilio. También McDonald’s con un mantel de entrega a domicilio, empleó esta información para mejorar el servicio en Suecia. Ya en 2017 decían que estos datos transformarían el marketing.

Pero es interesante el enfoque de negocio de la geointeligencia. Es claro que la ubicación y localización de las compañías y sus locales tienen un impacto en los resultados financieros. También es evidente que hay muchos más factores en juego, además de la posición. Así pues, combinar estos elementos y tratar de analizarlos como un conjunto de información tiene el potencial de otorgar resultados más valiosos. O al menos, una visión más completa del reto.

Al mismo tiempo, también es importante poner en perspectiva los alcances de la tecnología. Es evidente que será muy beneficiosa para cualquier negocio que todavía utilice canales de venta físicos o tenga planes de expandirse estratégica y geográficamente en un mercado. Pero para las compañías más centradas en el entorno digital, tal vez solo podría beneficiar en la parte de publicidad. De todas formas, parece un sistema con una idea valiosa para todas las marcas interesadas.