• Para 2018, según Statista, Amazon registraba 232 mil 890 mdd en ventas netas globales

  • Alibaba, por su parte, generó 35 mil 170 mdd en ventas durante ese mismo periodo

  • El ecommerce, para finales de 2019, habrá constituido el 13.7 por ciento de todas las ventas a escala global

Dentro del ecommerce, la competencia es feroz. Por una parte, las herramientas digitales permiten que los negocios pequeños accedan a un mercadoglobal, rivalizando a los líderes del mercado. A la vez, las compañías están preocupadas porque sus marcas desaparezcan de la mente de los consumidores ante la relevancia de plataformas como Amazon y Alibaba. Además, la rivalidad entre éstas dos últimas está llegando a un punto de máxima presión.

Pero dejando de lado estas complejidades, el ecommerce tiene un enorme potencial a futuro. De acuerdo con Statista, se espera que esta industria alcance un valor de tres mil 535 millones de dólares (mdd) para finales del año. Solo cuatro años después, se proyecta que casi doble la cifra para alcanzar los seis mil 542 mdd. A eso hay que sumarle que, según Oberlo, habrá más de mil 920 millones de compradores digitales en todo el planeta para finales de este año.

Así pues, es crucial que las diferentes compañías y marcas involucradas en el ecommerce tengan un crecimiento estratégico de sus operaciones. En este sentido, hay un segmento del mercado que parece ser particularmente atractivo. De acuerdo con Kinsta, la categoría de productos de lujo fue una de las de mayor crecimiento en Amazon en 2017. Frente al año anterior, vió un incremento de 47 por ciento. Su rival, Alibaba, prestó atención a esta cifra.

Una nueva amenaza de ecommerce para Amazon

De acuerdo con Reuters, la archi-enemiga asiática de Jeff Bezos acaba de adquirir Koala. Esta empresa ecommerce formaba parte del grupo NetEase y se especializa en la venta de artículos de lujo, curados a las preferencias de cada usuario. En particular, permite a los usuarios acceder a productos de alta calidad de marcas extranjeras. Por la adquisición de esta nueva unidad de negocio, la marca co-fundada por Jack Ma pagaría alrededor de dos mil mdd.

Junto con la empresa de ecommerce, Alibaba adquiriría una participación minoritaria en NetEase. Específicamente, en su marca de streaming de música. A través de Koala, se espera que la gigante retail asiática pueda acceder al 45 por ciento del mercado de lujo global que se concentra en China. Ente las marcas que colaboran con este negocio se cuentan Gucci, Burberry y Shisheido. También se buscaría cerrar alianzas con Tiffany, Ralph Lauren y Coach.

Cerrando frentes de batalla por todos lados

Amazon y Alibaba no solo compiten en el ecommerce de lujo. Ambas lanzaron, con semanas de diferencia, facilidades y utilidades para atraer nuevas Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) aliadas. En febrero, el negocio de Jack Ma adquirió una compañía de remesas en Europa, mientras que la marca de Jeff Bezos, con la ayuda de Valentino, presentó una tienda 3D online en abril. Ambas también han invertido grandes cantidades en transporte aéreo.

Es relevante que Alibaba se haya metido a un sector como el ecommerce de lujo porque muestra su disposición a diversificarse. Por el momento, Amazon lleva la ventaja en el mundo occidental por su posicionamiento de marca y mayor oferta de servicios. Pero lentamente su rival asiática está cerrando la brecha no solo en China, sino en otros mercados clave. Parece que el negocio de Bezos empieza a verse acorralado por la persistencia de su competidora.

La mejor opción para Amazon sería consolidar su estrategia de ecommerce en occidente. Es decir, invertir en que su plataforma de compra-venta provea el servicio más adecuado y atractivo para todos los usuarios. De esta forma, podría conservar el piso por más tiempo, a pesar de los intentos de Alibaba. Esto también le podría ayudar a diseñar las herramientas necesarias para crear una estrategia útil de conquista para el mercado chino a largo plazo.