• De acuerdo con la OCDE, las PyMEs enfrentan retos similares a las empresas grandes, pero sus efectos son más agudos

  • Según el Banco Mundial, hasta 345 millones de estos negocios en las economías emergentes son informales

  • En México, en cifras recopiladas por Forbes, estas unidades representan el 99.8 por ciento del total 

De todos los tipos de unidades económicas en el mundo, las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) son de las más importantes. En cifras de Statista, se contaban alrededor de 508 millones de estos negocios para 2010. Además de poderosas, también son cruciales para el crecimiento de los países. Según el Banco Mundial, en naciones emergentes, contribuyen con hasta el 60 por ciento del empleo y el 40 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) local.

En este sentido, no es extraordinario que las marcas de retail se peleen por servir a estos negocios. El mes pasado, Alibaba lanzó una serie de beneficios para que las PyMEs asociadas a su plataforma pudieran comerciar a un mercado global. Ahora, según The Drum, Amazon quiere equiparar la oferta de su rival. La compañía lanzó 150 herramientas para estas marcas. El objetivo de estas utilidades sería ayudarles a administrar su negocio con mayor eficiencia.

Una lucha por las PyMEs

Amazon y Alibaba no son las únicas marcas que han reconocido el valor de este mercado. LinkedIn lanzó a finales de julio una utilidad para PyMEs y freelancers. Por su parte, American Express lanzó una tarjeta específica para estas empresas solo unas semanas antes. Incluso Waze, en marzo del año pasado, mostró interés en capitalizar su app con estas marcas.

Convertir a las PyMEs en clientes es una estrategia inteligente. En países como Tailandia, estas empresas están expandiendo sus cuotas de mercado, incrementando ventas y mejorando su acceso a préstamos. Además, de acuerdo con el International Trade Center, son las que más están beneficiándose del entorno digital. Eso ha provocado que agentes como McKinsey las describan como un “segmento de consumidor con un amplio potencial”.

Pero para ganarse a las PyMEs, las compañías de distribución retail necesitarán más que asegurar buenas oportunidades comerciales. Ya se teme que muchos de estos negocios solo utilicen la oferta de agentes más pequeños para mejorar sus propias ofertas. Si realmente las plataformas tecnológicas quieren ganar clientes a largo plazo, deben darles no solo servicios convenientes. También una comunidad donde sepan que pueden prosperar todos en conjunto.

loading...