Será más difícil obtener la visa para entrar a los Estados Unidos

Buenos Aires, Argentina.- Endurecen los requisitos para las visas de los argentinos que quieran ingresar a los Estados Unidos. El “efecto Trump” ya se advierte en Sudamérica.

En marzo de 2016, cuando el entonces presidente de los Estados Unidos Barack Obama visitó Argentina, acordó con su par argentino, Mauricio Macri, una serie de cambios en el tramitado de la visa para los argentinos que viajaran a aquel país.

Bueno, eso ya es historia. Ahora, con el republicano Donald Trump en el poder, la novedad es diametralmente opuesta: por una resolución que firmó el magnate, los argentinos que estén interesados en sacar la visa para ingresar a Estados Unidos deberán cumplir más requisitos que antes.

El presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva con la que busca “aumentar la seguridad del proceso de solicitud de visa en todo el mundo” y, en particular, la decisión afecta a los ciudadanos argentinos. Según el sitio web de la Embajada estadounidense en la Argentina, se trata de una orden ejecutiva firmada por Trump el pasado 27 de enero.

En ese marco, el Departamento de Estado requiere ahora entrevistas de visa para todos los argentinos, de las que sólo están exceptuados los “menores de 14 años y los mayores de 79 años”.

“A su vez, también se acortaron los plazos para la renovación de visas vencidas en la misma categoría. Podrán ser eximidos de la entrevista aquellos solicitantes cuyas visas hayan expirado hace menos de 12 meses. Hasta la semana pasada, ese plazo era de cuatro años”, publica el diario La Nación.

Con las nuevas disposiciones, las autoridades diplomáticas locales advierten que habrá un impacto en el tiempo de espera para programar una cita en el Consulado, por lo que se aconseja a los que vayan a viajar a los Estados Unidos que inicien los trámites de pedido de visa con mayor premura.

Una estrategia político-económica que se derrumba

El cambio de gobierno en Argentina, ocurrido en diciembre de 2015 cuando Cristina Fernández dejó su puesto en el Ejecutivo y fue sucedida por Mauricio Macri, propició un cambio radical en la política exterior del país.

Es que del proteccionismo y fortalecimiento de la industria local que propiciaba Fernández, se pasó a una fuerte apertura del comercio exterior, con una clara intención de optimizar, en ese camino, la relación con los Estados Unidos.

Para lograr ese objetivo, el derechista Mauricio Macri necesitaba a Hillary Clinton como continuadora de las políticas de Obama. De hecho, antes de las elecciones de noviembre en Estados Unidos, Macri apoyó abiertamente a la demócrata.

Pero eso no pasó, Clinton perdió frente a Trump y el proteccionismo del republicano, que quiere limitar la relación comercial de los Estados Unidos con el resto del mundo, complica los “lazos frescos” que quería propiciar el nuevo gobierno argentino.

El endurecimiento en los requisitos para lograr la visa es un ejemplo que se suma al bloqueo de los limones argentinos para su ingreso a los Estados Unidos, una decisión más en contra lo que se había pautado entre Macri y Obama a comienzos de 2016.


SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299