• La campaña fue diseñada por la agencia Leo Burnett y se espera que circule en el mercado australiano

  • De acuerdo con Conservation International, el 2016 fue el año más caliente del que se tiene registro

  • Según National Geographic, las poblaciones de mosquitos, pulgas y otras pestes se benefician del cambio climático

Para muchas marcas, el cuidado del medio ambiente es un tema serio. Más de una campaña ha buscado concientizar al público sobre temas como la contaminación con plásticos y el reciclaje. Algunas empresas incluso prometen cambiar su modelo de negocio para tener un menor impacto en el ecosistema. También se han desarrollado nuevas herramientas para fomentar una participación más activa en las acciones de conservación.

Otras empresas utilizan estos temores para impulsar sus propuestas comerciales. Bonds acaba de lanzar su campaña Fight GloBALL Warming. El anuncio hace una clara alusión al calentamiento climático y sus efectos en el medio ambiente. A la vez, subvierte el concepto para impulsar el mensaje principal de la activación: comprar calzones de fácil transpiración.

Peligros de usar conceptos serios en una campaña

Varias marcas emplean la comedia en combinación con tópicos serios e importantes. Una campaña de Melinda Gates en pro de la equidad de género contó con la colaboración de comediantes, que fungieron como voceros de la iniciativa. También un atrevido comercial de ProFuturo utilizó la imagen de Jesucristo para incentivar el ahorro entre el público.

Es entendible que las marcas se acerquen a la comedia para generar una reacción de los usuarios. De acuerdo con Point Park University, las emociones ayudan a las marcas a crear impresiones valiosas y duraderas en el público. Por otro lado, trivializar temas de importancia social casi nunca resuena positivamente con las audiencias. Basta observar el fiasco de Pepsi y su infame campaña con Kendall Jenner. Así pues, es un terreno difícil de transitar.

No está mal que las compañías se suban en temas de tendencia serios e incluso jueguen con el concepto con un acercamiento cómico. Pero sí se trata de una estrategia arriesgada. Es fundamental que, si una campaña quiere utilizar este enfoque, procure no trivializar el tema en cuestión. De lo contrario, puede enfrentarse a significativas críticas del segmento más vocal de su audiencia. Eso sin contar que, en esencia, estaría ayudando a empeorar el problema.

loading...