• Los malware dentro de la computadora son ILOVEYOU, MyDoom, SoBig, WannaCry, DarkTequila y DarkEnergy

  • Solamente WannaCry afectó a más de 200 mil máquinas a lo largo de 150 países, con pérdidas de cuatro mil mdd

  • ILOVEYOU, distribuido a través de emails y servicios de distribución de archivos, afectó más de 500 mil sistemas

Hoy en día, la ciberseguridad es uno de las grandes preocupaciones del mundo entero. De acuerdo con el Foro Económico Mundial (WEF), dos expresiones de este fenómeno ocupan el top cinco de su lista de riesgos globales para 2019. Y con incidentes de violaciones de privacidad, robo de datos, hackeos y manipulación mediática, el reto no parece retroceder. Más que nunca, una computadora es de las herramientas más poderosas del mundo.

Ahora, una computadora también está en camino a volverse una valiosa obra de arte. Se trata del proyecto The Persistence of Chaos, creado por el artista Guo O Dong y la firma de ciberseguridad DeepInstinct. Es una laptop Samsung que tiene seis de los malware más dañinos de los últimos años. Estimados del impacto económico apuntan que, en conjunto, los programas causaron pérdidas por 95 mil millones de dólares (mdd) en todo el mundo.

En una entrevista con The Verge, Guo O Dong señala que su idea con el proyecto era darle un recipiente físico a las amenazas abstractas que abundan en el mundo digital. “Tenemos esta fantasía de que las cosas que pasan en una computadora de hecho no puede afectarnos. Pero es absurdo. Los virus, usados como armamento, pueden causar daño directo si llegaran a usarse para manipular instalaciones eléctricas u otras infraestructuras públicas”.

Una computadora simbólica

La ciberseguridad ha sido un tema recurrente para las marcas. En cuestión política, tanto Facebook como Microsoft han tenido iniciativas con distintos niveles de éxito. Por su parte, la red de computadora y aplicaciones de McDonald’s sufrió un hackeo importante en América del Norte. Y en más de una ocasión se ha señalado que el tema debería ser una preocupación para las empresas; pues además de afectar el negocio, tiene repercusiones en marketing.

Al cierre de este artículo, The Persistence of Chaos todavía está en subasta y se puede consultar su desarrollo directamente en línea. Para las dos de la tarde del sábado 25 de mayo, la computadora tenía un valor de 1.2 mdd. Una parte de este costo parte, por supuesto, del esfuerzo de DeepInstinct para reunir el malware de forma segura. Asimismo, como se está vendiendo como una pieza de arte, también el precio se infla más allá de lo normal.

Pero este valor de 1.2 mdd va más allá de el valor artístico o técnico. Refleja qué tan importante considera el entorno los temas de ciberseguridad. La pieza es cara porque el problema que (literalmente) encarna es un sumamente costoso para la sociedad. En las próximas horas vale la pena revisar qué tanto logra ascender la suma de la subasta. Así, se podría detectar qué tan en serio (o no) se toma el entorno la gravedad de este reto.