• La campaña de Aidea fue realizada por la agencia de publicidad SpaceMonkeys Indonesia

  • De acuerdo con AdVids, un video animado puede tener un costo promedio de hasta cinco mil dólares por minuto

  • Por otro lado, DemoDuck apunta que las grabaciones live-action llegan a los 35 mil dólares

La publicidad persigue varios objetivos. El principal es, por supuesto, promocionar productos y servicios de las compañías. Sin embargo, también es posible que una campaña solo busque mejorar la reputación de su marca. O bien, crear conciencia sobre un problema social. Pero muchas veces se olvida que también tiene un valor artístico más allá de su fin comercial.

Con este contexto, es notable el nuevo proyecto de Aidea Indonesia. El estudio publicó en YouTube una nueva campaña para promocionar sus servicios de grabación. Sin embargo, el comercial en sí es una obra de arte que trasciende su función comercial. No solo tiene un diseño atractivo y llamativo. Asimismo, la narrativa del anuncio refleja una considerable creatividad, al igual que una sed por conceptos fuera de lo común, de parte del cliente.

El valor de la creatividad en una campaña

Aidea no es la única empresa que ha generado un comercial artísticamente agradable. Apple, para promocionar sus nuevos audífonos inalámbricos, lanzó una campaña en blanco y negro que destacó por su creatividad. Budweiser, en marzo pasado, lanzó un anuncio dirigido por Spike Lee que también incorporó recursos cinematográficos complejos. Incluso Taco Bell, en una serie de parodias, demostró el poder de un comercial con una producción de alta calidad.

Si bien el objetivo de la publicidad no es crear obras artísticamente placenteras, enfocarse en la calidad tiene grandes efectos en la efectividad de una campaña. Según Cox Blue, el efecto a largo plazo de un anuncio depende principalmente de la idea sobre la que está construido. Además, de acuerdo con Marketing Charts, tiene un impacto directo en las ventas. Incluso agentes como Marketing Land apuntan que su peso es más alto que el de la tecnología.

En este sentido, las marcas jamás deben olvidar el peso de la creatividad en una campaña. Cuando se observa el concepto de Aidea, durante la mayor parte del anuncio no se entiende que se trata de un comercial. Si bien a muchas empresas podría asustarles este prospecto, también permite lograr una mejor tasa de interacción y permanencia. Eso sin contar que, cuando un video es estéticamente agradable, se queda más tiempo en la memoria del público.