• De acuerdo con Statista, Oppo consiguió vender 23.1 millones de smartphones en el primer trimestre de 2019 a escala global

  • Por su parte, Owler estima sus ganancias anuales en poco más de 137 millones de dólares

  • El display encima de la cámara USC también sería responsivo a comandos táctiles y podría proyectar imágenes

Con el transcurso de los años, las compañías de tecnología móvil han dado paso a pantallas cada vez más grandes. El iPhone popularizó los dispositivos con pantalla táctil, reduciendo sustancialmente el espacio dedicado exclusivamente al teclado. Después, incluso los botones de navegación empezaron a integrarse directamente a los display. Pero todavía queda un reto para lograr un espacio 100 por ciento libre de obstrucciones: la cámara frontal.

O al menos, solía ser un reto. Durante el Mobile World Congress (MWC) 2019 en Shanghái, la tecnológica Oppo presentó el concepto de una cámara frontal debajo de la pantalla (USC). El sistema, como su nombre lo indica, integra el lente en el cuerpo del smartphone sin ocupar espacio en el display. Según The Verge, la compañía utilizó un material especial en la zona para permitir que la luz pudiera pasar y capturar fotos sin comprometer la calidad de imagen.

De cualquier forma, Oppo afirma que hay algunos retos físicos de su sistema USC. La presencia de un material, aunque transparente, entre la cámara y la luz implica algunos problemas de luminosidad, color y tonalidad. Asimismo, Engadget apunta que, bajo ciertas condiciones, los usuarios pueden detectar a simple vista el lente a través de la pantalla. Pero la tecnológica asegura que estos retos serán atendidos antes de su salida al mercado comercial.

Cámara frontal, ¿factor decisivo en la guerra de los smartphones?

Varias compañías han presentado varias novedades en la industria de los smartphones. Samsung, a pesar de la decepción que ha sido su Galaxy Fold, ya está preparando un sucesor y dispositivos enrrollables. Por su parte, Apple está preparando una cámara de tres lentes para su próximo modelo. Y Huawei, para molestia de los usuarios, comenzó a experimentar con publicidad en sus pantallas de bloqueo. Eso sin contar la posible llegada de nuevos rivales.

Pero más allá de las innovaciones de otras compañías, la propuesta de Oppo podría ser un paso en la dirección correcta. Varios agentes del entorno han aplaudido la iniciativa de la tecnológica en su lucha por crear pantallas que realmente abarquen todo el cuerpo del smartphone. Y con su concepto de cámara, realmente podría terminar por consolidar el verdadero full-display como una característica crucial en los dispositivos del futuro.

A la vez, el prototipo de la marca podría meterla en problemas. Un estudio de Business Insider recientemente comprobó que la cámara es el factor más importante al influir la decisión de compra de los consumidores de smartphones. Así pues, Oppo tiene que asegurar que las fotografías que toma su teléfono estén a la par de la competencia. De lo contrario, podría ser que la audiencia termine por preferir un casi full-display a sacrificar la calidad de foto.