• En este proyecto de vigilancia por el coronavirus también colaboran las marcas Apple, Hangar, Ro y la Harvard University

  • La Casa Blanca también ha pedido a las redes sociales reforzar sus medidas en contra de la desinformación

  • Por otro lado, el gobierno de Trump ha trabajado arduamente para desarrollar mejores opciones de tele-medicina

ACTUALIZACIÓN: Se agrega la declaración de Google

Uno de los grandes retos que representa el coronavirus es su alta tasa de contagio. Algunas cifras apuntan que, por cada persona enferma por este patógeno, se pueden presentar entre dos y tres infecciones más en promedio. Así pues, una de las grandes prioridades de todas las autoridades es tratar de contener esta rápida expansión. Sin embargo, algunas de las medidas que ya se empiezan a sugerir podrían tener muy graves consecuencias a la libertad personal.

De acuerdo con el Washington Post, el gobierno de Estados Unidos y varias compañías de tecnología, entre ellas Google y Facebook, están considerando opciones anti-coronavirus. En concreto, para detener su alta tasa de contagio. Una de las propuestas que se discuten es la posibilidad de obtener datos de localización de los ciudadanos. Esto, con el objetivo de saber si hay una distancia suficiente entre uno y otro para reducir la probabilidad de una infección.

La idea es que estos datos, que se obtengan de forma anonimizada, se pongan a disposición de los expertos de salud pública. Aunque el proyecto está en sus primeras fases, la idea es que el gobierno pueda crear un mapa preciso de la expansión del coronavirus. Las tres fuentes que informaron sobre esta iniciativa afirmaron que no se utilizarían estos datos para alimentar ninguna base de información para el gobierno. El proyecto se supervisa desde la Casa Blanca.

Al respecto de esta información, un portavoz de Google proporcionó la siguiente postura:

Estamos explorando formas en que la información de ubicación anónima agregada podría ayudar en la lucha contra COVID-19. Un ejemplo podría ser ayudar a las autoridades de salud a determinar el impacto del distanciamiento social, similar a la forma en que mostramos los horarios de restaurantes populares y los patrones de tráfico en Google Maps. Este trabajo seguiría nuestros estrictos protocolos de privacidad y no implicaría compartir datos sobre la ubicación, movimiento o contactos de ninguna persona. Proporcionaremos más detalles cuando estén disponibles

El problema de la privacidad

Si de algo ha servido el coronavrius, es para demostrar qué tan lejos están dispuestas las compañías e instituciones para detener la expansión de una pandemia. NBCUniversal y Disney decidieron estrenar algunas películas directo a streaming, para evitar la afluencia a los cines. En cambio Amazon ha decidido contratar más personal y enfocar sus envíos a los productos esenciales, para apoyar al público en la crisis. En México, se usarán SMS para rastrear casos.


Notas relacionadas


Pero, la iniciativa de la Casa Blanca y de las tecnológicas va a ser bastante delicada. En todo el mundo, los temas alrededor de la privacidad de datos se han posicionado en un nivel muy alto, a raíz de infinidad de escándalos en el pasado. Claro, la crisis del coronavirus requeriría toda la ayuda posible para que pueda superarse cuanto antes. Sin embargo, es claro que esta iniciativa generará un rechazo casi inmediato de una buena parte del público por su gravedad.

Y es que básicamente lo que se está sugiriendo es realizar un monitoreo constante de toda la población para saber su ubicación geográfica en todo momento. Claro, la promesa es que esta iniciativa para el coronavirus no permitirá a ningún agente identificar a individuos. Pero ya en más de una ocasión se ha visto instancias donde esta promesa, intencional o accidentalmente, no se cumple del todo. Así que es muy improbable que prospere, al menos en su actual forma.

Conteniendo el coronavirus

A lo largo de las semanas, los expertos han realizado varias sugerencias sobre cómo se puede reducir el impacto de este patógeno. De acuerdo con AlJazeera, el distanciamiento social es el método más efectivo para evitar cualquier contagio de la enfermedad. Nature apunta que ya se están realizando varias pruebas clínicas para una vacuna del coronavirus, que evitaría más pandemias en el futuro. Según The Guardian, el rastreo de personas ha funcionado en Taiwán.

También las compañías han llegado a tomar medidas más o menos extremas para reducir el impacto del coronavirus. Mercado Libre cambió su logo, con el fin de fomentar prácticas que eviten el contacto físico innecesario. En México, Volkswagen mandó a casa a 40 empleados tras entrar en contacto con un ejecutivo que dio positivo por COVID-19. Algunas asociaciones deportivas hasta han decidido cancelar por completo sus eventos más grandes por seguridad.