• La mayor parte de los usuarios de Twitter respondieron positivamente al anuncio de Sony

  • Sin embargo, otros plantearon a la marca que un evento de unión entre comunidades podría haber sido positivo

  • En muchos estados del país, los gobiernos locales han establecido toques de queda para controlar las protestas

El fin de semana fue particularmente difícil para Estados Unidos (EEUU). Y es que este fin de semana las protestas en contra del asesinato de George Floyd alcanzaron un nuevo pico de intensidad. A lo largo de múltiples centros urbanos se registraron encuentros violentos entre la policía y la población enojada. También hubo innumerables casos de saqueos, vandalismo y de quema de edificios. Por supuesto, ninguna marca se ha quedado callada ante la situación.

Algunas empresas incluso están cambiando sus planes comerciales para que esta lucha social no pierda protagonismo. Justo así lo está haciendo Sony, de acuerdo con The Verge. La marca había anunciado que el este jueves cuatro de junio iba a presentar su muy esperada consola de nueva generación, la PlayStation 5 (PS5). Sin embargo, acaba de revelar que pospondrá el evento a raíz de las protestas en EEUU. Esto, porque no es “momento adecuado de celebrar”.

Las noticias fueron dadas a conocer a través de una publicación en Twitter. De acuerdo con la marca, la intención es “retroceder y dejar que voces más importantes sean escuchadas”. Sony no menciona directamente las revueltas en EEUU ante el asesinato de George Floyd, pero es evidente que éstas son la raíz de esta decisión. Se esperaba que el jueves sucediera un evento de al menos una hora, con varias personas jugando algunos de los primeros títulos de la PS5.

Saber cuándo una marca debe de retroceder

Cabe destacar que ésta no es la primera vez que una compañía reconoce que sus eventos no son más importantes que la crisis social que está ahogando a EEUU. Google informó durante el fin de semana que no presentaría la versión beta de su nuevo sistema operativo Android 11. También la marca Netflix se pronunció sobre las protestas, diciendo que todas las empresas debían definir una postura. Incluso Tim Cook se decidió a hablar al respecto de ese fenómeno.


Notas relacionadas


Tras casi una semana de protestas continuas, está claro la decisión que cualquier marca en EEUU debe de tomar. Lo ideal sería que apoyaran, con más que un mensaje, el movimiento social que está desenvolviéndose a lo largo del país. Pero incluso si se quieren mantener al margen, es indispensable que realmente queden fuera de la discusión. Es decir, que como lo han hecho Google y ahora Sony, ni siquiera pretendan adueñarse de parte de la conversación.

Es una estrategia que más de una marca debe tener en cuenta. Las compañías siempre son muy propensas a subirse a lo que sea que esté en tendencia para beneficiar su negocio. Pero es indispensable que los negocios empiecen a reducir el oportunismo que por desgracia aún prolifera en muchas industrias. Si bien todos vive en la inmediatez, es crucial que los agentes en el mercado se dediquen a pensar un poco más en qué tan apropiadas son sus respuestas.

Impacto a largo plazo de las protestas

Vale la pena mencionar que el descontento social en EEUU ha hecho mucho más que solo cancelar un par de eventos de marca. También ha contribuido a poner, una vez más, sobre la mesa el tema del racismo que prevalece en todo el país. Asimismo, está poniendo a más de una red social contra las cuerdas por sus políticas de monitoreo y moderación de contenido. Asimismo, varias empresas de retail enfrentan la posibilidad de graves consecuencias físicas.

Poco a poco se empieza a ver que más de una marca, al menos en deseos y discursos, se han puesto del lado de las masas en las protestas por el asesinato de George Floyd. De acuerdo con Fast Company, varios CEOs y líderes de negocio han respondido directamente al impacto de este fenómeno. Según CNBC, muchos están reconociendo las fallas sociales que la gente reclama en torno al racismo. Y el New York Times apunta que varias respaldan a esta batalla.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299