Sabemos que hoy los CEO y otros altos ejecutivos de las empresas son los principales voceros y embajadores de las marcas que lideran, por lo que sus acciones y declaraciones tienen un impacto significativo al interior de sus organizaciones. El mejor ejemplo es lo que sucede con Facebook y el descontento surgido a su interior en los últimos días.

Lo anterior debido a que diversos empleados de la compañía han externado abiertamente su inconformidad y han cuestionado las palabras dichas por el director ejecutivo y co-fundador Mark Zuckerberg, lo que puede derivar en un problema de comunicación y relaciones públicas en la firma.

Twitter, un canal de denuncia

No cabe duda que las redes sociales son el canal que eligen los usuarios para hacer notar y sentir su punto de vista respecto a lo que hacen o dejan de hacer las marcas que consumen o siguen en este tipo de plataformas, en particular Twitter que, pese a no ser la de mayor alcance en cuanto a base de usuarios (poco más de 386 millones a nivel global), sí es la más inmediata y directa en estos temas.

Así se demuestra con lo que ocurre con varios empleados de Facebook, pues han realizado varias publicaciones en la red social haciendo evidente que están molestos con la decisión de Mark Zuckerberg de no tomar medidas sobre las publicaciones de Donald Trump en relación a sus declaraciones en las que amaga con responder con violencia a las manifestaciones y disturbios registrados en Minnesota a raíz del asesinato de George Floyd.

Lo anterior, luego de que en una entrevista con Fox News realizada la semana pasada, Zuckerberg afirmara que Facebook no verificará a los políticos, esto en respuesta a una pregunta sobre cómo es que Twitter sí colocó una advertencia y ocultó un par de tweets del presidente estadounidense; uno sobre el proceso electoral en California y el otro en relación a Minnesota.

Entre las criticas que se han rescatado hechas por empleados de la compañía de Menlo Park, se destaca la hecha por Jason Toff, director de product management, quien escribió que: “no está orgulloso de cómo nos estamos presentando”; y la de Sara Zhang, otra empleada de FB dijo: “La reciente decisión de Facebook de no actuar en publicaciones que incitan a la violencia ignora otras opciones para mantener segura a nuestra comunidad”; mientras que Stirman, Product R&D en FB apuntó: “No sé qué hacer, pero sé que no hacer nada no es aceptable. Soy un empleado de FB que está totalmente en desacuerdo con la decisión de Mark de no hacer nada sobre las publicaciones recientes de Trump, que claramente incitan a la violencia”.

Aunado a ello, un reporte del The New York Times señala que los empleados están participando en una “huelga virtual” en una muestra de protesta contra la compañía. El medio detalla que los empleados que, en su mayoría están en home office, señalan que están ‘fuera de la oficina como una demostración de protesta’.

¿Una reacción tardía?

Las acciones emprendidas por el grupo de empleados de Facebook se produjeron durante el fin de semana, luego de las declaraciones del CEO de la compañía, mismas que generaron una especie de enfrentamiento con Jack Dorsey, CEO de Twitter, quien defendió la postura de su compañía por moderar el discurso y tipo de información que consideran ‘descontextualizada’ o que hacen una ‘apología a la violencia’.

Al parecer, la postura de la compañía de Menlo Park era firme, no obstante, el domingo Zuckerberg publicó un mensaje en solidaridad con la comunidad negra, al tiempo que anunció mayores esfuerzos para apoyar a grupos que trabajan por la justicia racial. Sin embargo, esto fue después de tener una conversación telefónica con Trump, según reveló un reporte de Axios, y de que cobraran relevancia la inconformidad y cuestionamientos de los empleados de la compañía.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299