Hemos hablado en varias oportunidades de que hay marcas que son capaces de tomar una postura firme respecto a una problemática social que genera polémica, respetando su autenticidad, sonando o viéndose con legitimidad y, salir fortalecida. Una de ellas es Nike.

La firma deportiva tiene una larga historia tomando partido frente a cuestiones, valores y principios sociales desde su filosofía de marca y de negocios. Hoy lo vuelve a hacer, tras los sucesos de Minneapolis, Minnesota ocurridos esta semana.

Un contundente mensaje

Este viernes, Nike publicó un mensaje con motivaciones sociales en sus perfiles de Twitter e Instagram, donde en conjunto cuenta con más de 120 millones de Followers.

A través de un video de 60 segundos de duración, la firma de Oregon expone una postura firme en contra del racismo y hace un llamado a que la sociedad no vuelva a mirar hacia otro lado negando que aún persiste este problema en el mundo.

En la pieza, obra de la agencia compañera de Nike en muchas de sus principales campañas, Wieden + Kennedy Portland, sólo vemos un mensaje escrito que dice:

“Por una vez, no lo hagas. No finjas que no hay problema en Estados Unidos. No le des la espalda al racismo. No aceptes que nos quiten vidas inocentes. No pongas más excusas. No pienses que esto no te afecta. No te sientes y se calles. No pienses que no puedes ser parte del cambio. Seamos todos parte del cambio”.

Estados Unidos está dividido

El mensaje de Nike se produce momentos en los que la opinión pública de Estados Unidos se está dividiendo. Esta semana el tema de la violencia en Minnesota cobró relevancia global a raíz de la muerte de George Floyd producto de la violencia policial ejercida en su contra y quedando, hasta ahora, impune, lo que ha provocado un grito con ira en la población de esa ciudad exigiendo que se frene esta violencia y el racismo.

Pero, no son las únicas, en los últimos años hemos visto cómo la gente de diversas ciudades estadounidenses han tenido que exigir un alto a una situación que, se quiere pensar superada pero que la realidad nos demuestra que la humanidad aún se niega a verse en igualdad; no hay distinción de color, sexo o religión, somos personas y como tal debemos aprender a vivir con diversidad, diferencias, pero también con similitudes y con la riqueza que nos da la comunión entre todos.

Hoy, Nike vuelve a elegir adoptar una postura sobre el tema de la desigualdad racial y la brutalidad policial en Estados Unidos. No es la primera vez que lo hace, tal vez todos tengamos en mente de primera instancia la firmeza con la que defendió la campaña con Colin Kaepernick, pero realmente tomar una posición activa ante polemistas, injusticias o desigualdades ha sido parte de toda la historia y filosofía de la marca.

Si bien, es pronto para saber cómo esto impactará en la firma del swoosh, considerando que el presidente de Estados Unidos Donald Trump es una de las voces que contribuyó a la polarización, una en la que han sido involucradas figuras como Jack Dorsey, CEO de Twitter y Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, hasta ahora las marcas han tratado de no involucrarse.

En el caso de Nike, la campaña con Kaepernick tuvo efectos mixtos, de inicio impactó duro en la reputación e imagen de la marca, pero la legitimidad con la que tomó postura y la firmeza con con la que defendió su decisión, al final se tradujeron un fortalecimiento de marca y en un impacto positivo en sus negocios.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Let’s all be part of the change. ⠀ ⠀ #UntilWeAllWin

Una publicación compartida por Nike (@nike) el

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299