• Airbnb señala que está presente en más de 100 mil ciudades y poblaciones en todo el mundo

  • La marca de tecnología señala que en unas mil poblaciones existen más de mil opciones de alojamiento

  • También presumió que ya tiene más de 40 mil tours y experiencias de viaje para sus usuarios globales

Las empresas de tecnología son de las más exitosas a escala internacional. Entre las 10 marcas mejor valuadas a escala global, según Statista, ocho de ellas pertenecen o tienen actividad en este mercado. A eso hay que sumarle que, en estimaciones de CompTIA, la industria de las TI debería alcanzar los cinco billones de dólares a escala internacional. Las innovaciones emergentes impulsan el 50 por ciento del crecimiento, según Finance Online.

Así pues, es evidente que la tecnología es una inversión atractiva para todo el entorno. O al menos, así debería serlo. Lo cierto es que, en los últimos meses, se ha visto un fenómeno curioso en los mercados financieros. Un número importante de compañías han decidido lanzar Ofertas Públicas Iniciales (IPOs) a escala global. Pero como lo demuestran múltiples ejemplos, los resultados no han sido precisamente positivos. Lo anterior lleva a una pregunta importante.

Sería posible que, a pesar del éxito de las empresas de tecnología, ¿estas marcas y las IPOs ya no sean compatibles? Ciertamente es una pregunta que vale la pena explorar. Al final, la salida a la bolsa es únicamente un recurso financiero para poder mejorar el acceso a capital y crecer. No es necesariamente una evolución obligada para las empresas, como lo demuestra el caso de Slack descrito por Bloomberg. Entonces, ¿cuál es la respuesta a esta pregunta?

Otra compañía de tecnología al (posible) matadero

La pregunta es relevante debido a los últimos acontecimientos. De acuerdo con TechCrunch, Airbnb acaba de anunciar formalmente su salida a la bolsa. La compañía de tecnología es una de los últimas marcas en el grupo de unicornios con más de 10 años en el radar en anunciar su entrada al mercado bursátil. No se comentó una fecha específica para la IPO. Sin embargo, la empresa sí presumió algunos de sus logros financieros más relevantes de los últimos meses.

De acuerdo con la empresa de tecnología, se lograron ingresos por más de mil millones de dólares (mdd) durante el segundo trimestre de 2019. Según el comunicado oficial, se trata de la segunda vez en la historia de Airbnb que se supera la marca de los 10 dígitos en toda su historia. Asimismo, reafirmó que sus socios comerciales han recibido ganancias por 80 mil mdd desde su fundación. Además presumió unas siete millones de opciones de alojamiento.

¿Incompatibilidad nata o situaciones específicas?

Las condiciones de cada empresa de tecnología de frente a su IPO han sido muy distintas. Uber llegó a la bolsa con un decepcionante debut y un peor seguimiento, que no ha logrado despegar. Aunque Lyft parecía empezar positivamente, tampoco tardó en irse en picada. Por su parte, el futuro de WeWork podría verse afectado por problemas internos. A la vez Pinterest, según CNBC, comenzó muy bien y todavía se mantiene positiva, a pesar de algunos altibajos.

Así pues, ¿las IPOs son incompatibles con la tecnología? No necesariamente. Tanto Google como Amazon tuvieron inicios muy turbulentos en la bolsa. Hoy en día, después de años de esfuerzos, ya se han convertido en algunas de las empresas con mayores rendimientos en el mercado accionario. Por otro lado, las condiciones del mercado son muy distintas. Ninguna de estas dos marcas se atrevieron a entrar a la industria bursátil sin un modelo sustentable.

Es posible que en efecto las IPO y las compañías de tecnología ya no sean una mezcla tan buena. Al menos no en aquellos casos donde se tienen pérdidas multimillonarias mes con mes. Cuando una empresa entra al mercado bursátil, debe atenerse a accionistas e inversores. Si no se producen resultados, estos agentes pueden ser una presión adicional, más que una ayuda, para las marcas. Así pues, tal vez habría que empezar a usar otras estrategias.