• Los teclados mariposa de Apple tienden a fallar fácilmente si polvo o migajas se filtran y obstruyen el movimiento

  • Desde 2015, cuando empezó a circular este diseño, la marca se ha visto forzada a otorgar servicio de reparación gratuita

  • Para 2018 la tecnológica introdujo una nueva generación del componente, que buscaba reducir la penetración de polvo

Buenas noticias para los fanáticos de Apple: sus nuevas Mac serán un poco mejores. Un reporte del analista Ming-Chi Kuo, citado por 9to5Mac y MacRumors apunta que la compañía de tecnología dejará atrás su teclado mariposa en sus próximos modelos. Este ya clásico diseño ha sido criticado desde su introducción en 2015, por la baja resistencia de las teclas y su propensión a romperse. Ahora, se regresará a un estilo más convencional de tijeras.

Kuo señala que el nuevo diseño hará que las teclas sean ligeramente más gruesas. A la vez, reafirmó que la diferencia debería ser imperceptible para los usuarios. Asimismo, Apple habría reforzado el diseño de sus teclados con fibra de vidrio, para extender la vida útil de sus aparatos. Podría ser que las primeras Mac con esta mejora empiecen a circular a finales de 2019. Eventualmente, el mecanismo mariposa dejaría de ser una característica de la marca.

Apple y su apuesta por un ciclo de vida más largo

Los teclados de Apple no son los únicos en presentar fallas de diseño. De hecho, no es poco común que estos errores afecten la reputación de las marcas. A pesar que, en apariencia, ya está listo para comercializarse, el Galaxy Fold de Samsung tenía problemas cruciales que reducían sustancialmente su durabilidad. En noviembre del año pasado, General Motors se vio involucrado de una investigación por posibles fallos en los frenos de algunos modelos.

Hay otra razón por la cual Apple podría querer que sus dispositivos tengan una vida útil más larga, incluidas sus computadoras. Por la guerra comercial, la empresa está haciendo varias reestructuras a su cadena de suministro. A eso hay que sumarle que la mayor parte de sus dispositivos, incluso sus iPhones, registran año con año menores ventas a escala global.

Es posible que Apple quiera que sus dispositivos duren más para fidelizar a su audiencia. Desde siempre, sus productos han sido muy caros. Con los costos añadidos de trasladar su manufactura a otros países, lógicamente subirían de precio. A menos que duren más tiempo, podría sufrir una fuga de clientes. Algo que no le convendría si realmente quiere sumarse a la industria de los servicios y éstos solo pueden usarse en aparatos de la marca.