• En una declaración al respecto, Apple reafirmó que la tecnología y muchos componentes de su Mac Pro son de EEUU

  • También se dijo una orgullosa empresa americana, recordando una inversión de 60 mil mdd en 2018

  • Durante su presentación, muchos criticaron el diseño de la nueva computadora por parecerse a un “rallador de queso”

Un reportaje del Wall Street Journal apunta que Apple estaría trasladando la producción de su nueva computadora Mac Pro para China. Si bien no se trata de un anuncio oficial, la decisión fue informada por fuentes cercanas a los planes. De acuerdo con el medio americano, este producto era uno de los pocos que se fabricaban íntegramente en Estados Unidos (EEUU). Entre las razones citadas, está la creciente disputa comercial entre el país y China.

El artículo señala que Apple ha hecho contacto con Quanta Computer, una empresa china, para manejar la manufactura de la Mac Pro. La planta del nuevo aliado está posicionada cerca de otros miembros de su cadena de suministro en Asia. Así, la tecnológica podría reducir sus costos de producción dramáticamente. En un comunicado, citado por CNBC, la marca reafirmó que el ensamblaje es solo “parte del proceso de manufactura” de sus dispositivos.

Apple, la última marca en “aliarse” con China

La guerra comercial con China le ha salido muy cara a EEUU. No solo el gobierno asiático amenaza con quitarle acceso a valiosos minerales raros y vetar a sus marcas. FedEx, cansado de las limitaciones en exportación, ha decidido demandar a la administración federal. Varias tecnológicas americanas, entre ellas Apple, han perdido valor por la lucha entre las potencias. Y además varias tecnológicas han decidido que seguirán trabajando de la mano con Huawei.

Esta decisión de Apple es consistente con cómo ha sufrido la marca en la guerra comercial. Muchos expertos temen que la tecnológica pierda más por el conflicto que Huawei. Por meses se había advertido que las ventas de la marca podrían caerse en hasta 29 por ciento. Y, para mayo pasado, ya había perdido 52 mil millones de dólares (mdd) en valor dentro de la bolsa.

Hace unos días Apple había advertido que estaba planeando diversificar su cadena de producción a otros países. Pero entonces, afirmó que el riesgo estaba en permanecer dentro de China. Abandonar EEUU a favor del país asiático parece contradictorio, considerando este contexto. Sin embargo, es posible que se trate únicamente de una estrategia temporal. Como sabe que sus ventas se caerán por la guerra, debe ahorrar lo más posible de su lado.

Pero la pregunta verdaderamente importante llegará en unos años. ¿A dónde irá Apple cuando logre reestructurar su cadena de suministro? Algunos rumores apuntan que Taiwán. Otros señalan a México. Pero algo es cierto: no sería en EEUU ni China. Y esta situación hará que la administración de Donald Trump vea partir a una de sus compañías tecnológicas más valiosas.