Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

JPMorgan Chase: del monitoreo de empleados al espionaje

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on twitter
Empleados de la firma financiera, JPMorgan Chase, consideran que el monitoreo de sus actividades laborales es excesivo y comparan la recopilación de sus datos con una vigilancia similar al "big brother".
  • El monitoreo de la actividad de los empleados se volvió un común denominador con la implementación del trabajo remoto.

  • Si bien, la supervisión puede ayudar a evitar conductas laborales que contribuyan a un mal desempeño; también, pueden generar desconfianza entre los trabajadores y superiores.

  • La firma financiera JPMorgan Chase se encuentra envuelta en rumores de que el monitoreo de los empleados se ha convertido en espionaje.

JPMorgan Chase, junto con Wells Fargo, Bank of America y Citigroup se posicionan como los principales bancos de Estados Unidos. El primero es el más grande del mundo con respecto a la capitalización, para 2021 alcanzó los 468 millones de dólares (mdd) y como toda gran empresa sus empleados son el activo más importante. Frente al coronavirus y a las nuevas formas de trabajo digital, la empresa financiera comenzó a utilizar un sistema de recopilación de datos llamado “Utilidad de datos de actividad de la fuerza laboral” o WADU (por sus siglas en inglés) con el que gestionan las labores de lo que hacen cientos de miles de empleados del banco; sin embargo, los empleados califican el monitoreo de sus hábitos de trabajo como una actividad de espionaje que fomenta la paranoia y desconfianza.

Desde 2016, el número de empleados de JPMorgan Chase ha aumentado, en ese año ya contaba con un total de 234 mil 335 personas y para 2021, la cifra aumento a poco más de 271 mil empleados. De acuerdo con Statista, los números de empleados apuntan que la empresa es una de las mayores empleadoras en el sector bancario.

Durante la pandemia y los obligados confinamientos, las empresas comenzaron a implementar medidas a distancia, el home office fue una de ellas. Con ese motivo, los empleadores comenzaron a utilizar software de rastreo de productividad con el objetivo de asegurarse que se cumplan las tareas y los objetivos en tiempo y forma.

Ante las medidas y el uso de la tecnología para cuidar y vigilar la actividad de los empleados, el panorama obliga a la sociedad a plantearse preguntas importantes respecto a la privacidad, la productividad vigilada y la perturbación que todo esto genera en los empleados.

Según Business Insider, cuando los empleados de JPMorgan Chase inician sesión, WADU comienza a recopilar datos de lo que hacen con el tiempo de trabajo desde registrar las llamadas que se realizan por Zoom, la recepción de correos, llamadas y cambio de páginas web.

A dos años de la aplicación de la medida con el objetivo de vigilar la productividad, los rumores y paranoia de un posible “big brother” u ojo panóptico comenzó a generar que los empleados y ex empleados hablaran sobre los datos de captura: mostrando su preocupación por el seguimiento.

De acuerdo con un estudio de Capterra, el 48 por ciento de los empleados es vigilado por su empleados, un 45 por ciento dice que no lo es y un 7 por ciento no sabe si la empresa donde trabaja realiza estas actividades.

De los empleados que son monitorizados, el 81 por ciento sabe que la empresa lo hace gracias al área de Recursos Humanos.

Pese a que la práctica puede traer grandes beneficios para la resolución de problemas de productividad y para la implementación de soluciones frente a las necesidades de los empleados. La percepción de la vigilancia en un 45 por ciento se considera invasión por parte de la empresa; 38 por ciento consideró que la confianza se ve afectada negativamente, el 37 por ciento sufrió de estrés y sobre el uso de los datos, el 31 por ciento no sabe como se utilizan y no se sienten seguros y el 27 por ciento de los empleados se sintió presionado por trabajar más horas.

Lo cierto es que cuando los empleados son vigilados y son concientes que sus actividades laborales están siendo vigiladas cumplen de la mejor manera y aumenta la satisfacción del cliente, apunta TuDasboard.

Empleados de JPMorgan Chase ven monitoreo excesivo 

Una de las principales preocupaciones de los empleados es el que hacen las empresas con sus datos. En el caso de los trabajadores de JPMorgan Chase temen por los datos sobre sus hábitos de trabajo y que estos se compartan con los gerentes para evaluar su desempeño y productividad.

“Hay mucho sentimiento alrededor de JPMorgan Chase de que somos solo un número. Eso es todo lo que somos”, dijo un empleado a Business Insider.

Y es que el sistema implementado WADU, lo observa todo. Desde que los empleados inician sus labores en los espacios virtuales y abren su sesión en Citrix, se comienza a rastrear sus actividades: desde el tiempo que trabajan, el tiempo que pasan comunicándose y las aplicaciones que usan.

Inclusive, la tecnología archiva los datos de los calendarios privados de los empleados. “Los gerentes, por lo tanto, podrían obtener información sobre si los empleados están en línea durante los momentos que deberían estar libres; o desconectados durante los días normalmente programados en los que deberían estar conectados”, dijo un testigo de Business Insider.

Sin embargo, vigilar el monitor de la computadora de los empleados: no es suficiente. También, se recopilan datos de los celulares y aplicaciones de los empleados como llamadas telefónicas, correos e información de los eventos calendarizados.

En un esfuerzo de los empleados de no sentirse vigilados todo el tiempo están utilizando comunicaciones alternativas como aplicaciones para evadir al sistema. No obstante, la empresa financiera también vigila el uso de estos recursos y si son utilizados con fines ilegales, los empleados pueden ser despedidos.

En este caso, la supervisión de JPMorgan Chase está creando sentimientos de desconfianza, ya que piensan que son tratados como un número y no como humanos y sienten que los directivos no confían en ellos. Dichos sentimientos pueden llevar a los miles de empleados a una insatisfacción laboral y a la búsqueda de nuevas oportunidades de empleo.

 

Leer más: 

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados