Google: un Pixel 4 que recuerda al Huawei Mate 20 y un movimiento que podría impulsar o matar a la marca

Pixel 4-Google-Huawei-Mate 20
Imagen: Google

Desde hace años Google está buscando ser líder en la tecnología de consumo y, entre sus principales apuestas es Pixel, su smartphone que si bien no se ha posicionado como un hit en ventas, sí ha destacado por sus prestaciones, particularmente en sus cámaras, capaces de rivalizar -y para muchos superar- a rivales como el iPhone de Apple, Galaxy S de Samsung, y los Mater y P de Huawei.

La de Mountain View actualmente trabaja en el lanzamiento de la cuarta generación de sus teléfonos inteligentes y, todo indica que mostrará importantes novedades; de hecho una de ellas parece ser un movimiento arriesgado, algo así como una espada de doble filo.

La tecnológica quiere un lugar en el mercado de tecnologías de consumo, uno que representa un valor superior a los 929 mil millones de dólares a nivel mundial, según datos de la asociación estadounidense del sector, la Consumer Technology Association (CTA).

El marketing para el Pixel 4 se enciende

El miércoles Google sorprendió el miércoles al presentar en redes sociales las primeras imágenes oficiales del Pixel 4, una acción que parece encender el marketing para uno de los smartphone más esperados del año.

A favor, es la forma en que presentó a su dispositivo, luciendo sobrio y elegante, en el que destaca un módulo de -aparentemente- dos cámaras, insinuando que dará un salto importante que podría colocarlo a la par de las marcas líderes del sector como Apple, Samsung y Huawei. Esto porque, de acuerdo con las imágenes y algunos especialistas, también incluye un sensor TOF 3D situado por encima de las cámaras.

Además, el copy con el que acompañó estas fotografías redondean una narrativa que está encaminada a despertar expectativas y curiosidad en el consumidor. La leyenda: “Bueno, ya que parece haber algo de interés, ¡aquí tienes! Espera a que veas lo que puede hacer. #Pixel4”, así lo sustenta.

Por un lado, da una respuesta a la gran cantidad de fugas o filtraciones -como la mayoría de las marcas- que presumen lo que podría ofrecer la cuarta generación del smartphone. A su vez, muestra el diseño del dispositivo, uno que luce muy interesante. Y, finalmente, sube de nivel de los estándares esperados en cuanto a su rendimiento.

La sombra de Huawei

Pese a la presión que sufre la tecnológica china, esto no le quita el lugar que ya se ha ganado entre las marcas líderes, al posicionarse como la segunda mayor fabricante de smartphones a nivel mundial.

De acuerdo con datos de IDC, durante el primer trimestre del año la firma Huawei colocó por 59.1 millones de smartphones, un crecimiento del 50.3 por ciento respecto al año pasado. Esto le valió superar claramente a Apple (36.4 millones de iPhone, una caía del 30.2 por ciento) y acercarse a Samsung (71.9 millones de smartphones) que, pese a seguir como líder, tuvo una caía del 8.1 por ciento.

El punto es que la firma con base en Shenzhen se ha distinguido por ser arriesgada en cuanto a diseño e innovación en sus dispositivos, de hecho ya se le señala como una influencia en otras marcas, incluso en Apple que, de acuerdo con diversos renders filtrados sobre el iPhone XI (o iPhone 2019) también incluirá un módulo cuadrado con tres cámaras en la parte posterior.

Esta influencia aparentemente también llega a Google, pues las cámaras que lucen en el diseño del Pixel 4 que mostró el miércoles también remiten obligadamente al Mate 20, presentado el año pasado. Además, aparentemente una de las novedades es que tampoco tendrá lector de huellas dactilares en la parte trasera, por lo que se presume que la tendrá en la pantalla, y se espera una función de desbloqueo facial.

Para la de Mountain View este movimiento podría resultar muy temerario, pues muchas de las funciones que presentaría el nuevo smartphone ya se han visto en las principales marcas, algunas de ellas primero en Huawei, algo que, en conjunto con los precios podría no ser un incentivo para el consumidor.

No obstante, hay especialistas que lo ven como un área de oportunidad, pues ven en Google el potencial de mejorar todas estas funciones, es decir, el capital en cuanto a reputación de marca podría ser suficiente para darle un voto de confianza al Pixel 4 y, para quienes son fans de la firma de California, sí podría ser factor para cambiar de una de las principales marcas de smartphone.