• De acuerdo con Statista, Ford invirtió ocho mil 200 mdd en 2018 en proyectos de investigación y desarrollo

  • Solo en Estados Unidos, IBIS World estima que la industria de entregas alcance una valuación de 107 mil mdd

  • La automotriz utilizó un robot bípedo porque “las calles están diseñadas para acomodarse a las personas

Múltiples compañías están invirtiendo en tecnologías independientes. Múltiples empresas, incluida Facebook, se han mostrado muy interesadas en desarrollar sistemas de Inteligencia Artificial (IA). Y por supuesto, la conducción autónoma incluso amenaza con llevar a la quiebra hasta a los agentes más prolíficos de la industria. También hay mercados que no acaparan los reflectores, como la entrega de paquetes. Para Ford, esta área no ha pasado desapercibida.

De acuerdo con Bloomberg, la automotriz trabaja en un robot que entrega paquetes directo a las personas. La máquina sería parte de su proyecto de conducción autónoma para distribuir productos. De hecho, Ford apunta que es su solución al “problema de los últimos 50 pies. Este concepto se refiere al problema de que los automóviles independientes, aún cuando lleguen a su destino, no pueden entregar los paquetes directamente a las personas.

El androide en cuestión se llama Digit. Este robot puede cargar paquetes de hasta 20 kilos. Además de una cámara frontal, tiene un sensor láser para ayudarlo a navegar su entorno. Para hacer que el aparato sea más ligero, toda la computación de movimiento autónomo sería procesado por el automóvil independiente asociado. Ford pretende que, tras entregar los productos, la máquina vuelva a abordar el vehículo para continuar el itinerario de viaje.

¿Una decisión de marca prudente para Ford?

No solo la automotriz ha desarrollado soluciones para la entrega de productos sin la intervención de seres humanos. Poco después del anuncio de Ford, el Servicio Postal de Estados Unidos anunció que empezaría pruebas con camiones autónomos para correo. También Amazon presentó en enero su propio robot de seis ruedas para complementar sus ambiciones de automatización. FedEx y Walmart han expresado intereses similares.

Sin embargo, el anuncio de Ford podría ser negativo para su reputación de marca. Hace solo unos días, la automotriz anunció que recortaría el 10 por ciento de su fuerza laboral. El ahorro por estos masivos despidos podrían acumularse en hasta 600 millones de dólares (mdd). La automatización de las entregas de paquetes prometen una pérdida de trabajo de mayor magnitud. Según Bloomberg, se ahorrarían hasta 60 por ciento de los costos de la industria.

Para Ford, el anuncio de su robot autónomo podría no ser tan bien recibido por el público en general. De hecho, la automotriz podría estarse construyendo una reputación de asesina-plazas de trabajo. Claro, la reacción del entorno dependerá mucho de la cobertura mediática que tenga este lanzamiento. Lo cierto es que la marca pudo haber elegido un mejor momento para presentar su nueva propuesta para el mercado de la entrega autónoma de productos.