• Según Mordor Intelligence, el mercado de la robótica logró ingresos por 31 mil 780 millones de dólares en 2018

  • De acuerdo con Business Insider, esta es la primera vez que la división de IA de Facebook revela sus proyectos

  • En el primer trimestre de 2017, se compraron 32 por ciento más robots en Norteamérica que en ese periodo de 2016

Pocas compañías son tan poderosas como Facebook. No solo tiene un significativo poderío en la industria de la publicidad. Además es la red social más popular de todo el mundo, en términos de penetración. Y a pesar de sus escándalos, ni su modelo de negocio ni su reputación de marca parecen haberse visto afectados. Así pues, es casi una certeza que, sin importar qué objetivo se proponga la empresa de Mark Zuckerberg, logrará cumplirlo.

Y la más reciente meta de Facebook parece ser la robótica. En una publicación en su blog oficial, la compañía señaló que está trabajando intensamente en desarrollar dispositivos que puedan aprender a interactuar con su entorno físico. Sin embargo, estos proyectos no están enfocados a ofrecer estos aparatos directamente a los consumidores o a otras compañías. Más bien son un camino para mejorar los sistemas de Inteligencia Artificial (IA) en otros sectores.

De acuerdo con Facebook, su trabajo llevará “a diseñar robots más capaces. Pero más importante aún, permitirá llegar a desarrollar IA que pueda aprender más eficientemente y que se pueda generalizar mejor para nuevas aplicaciones”. De acuerdo con Bloomberg, este proyecto de la red social lleva desde el año pasado en marcha. Entre los proyectos en marcha, están máquinas aprendiendo a caminar, a ser curiosas y a interpretar estímulos táctiles.

Nuevas oportunidades para Facebook

La red social no es la única compañía que interesada en IA y que está explorando caminos creativos para desarrollarla. Hace casi dos meses, Toyota presentó un robot capaz de jugar básquetbol para mejorar sus proyectos de conducción autónoma. Y tampoco es la única empresa creando productos solo para mejorar otros servicios. Spotify, así como Facebook, comenzó hace unos días su proyecto Car Thing para recolectar información de uso fácilmente.

Antoine Bordes, co-director operativo de los laboratorios de investigación de IA en Facebook, apuntó a Bloomberg que los robots les obligan a pensar creativamente. Con estos retos, pueden diseñar Machine Learning más eficiente. El científico jefe de la red social en IA, Yann LeCun, por su parte dijo que podrían vender los aparatos al público a futuro. Apunta que, si se vuelven productos populares, ya se tendrán expertos en el tema dentro de la organización.

Pero la mejor aplicación que Facebook puede hacer de estos robots es entrenar sus sistemas de monitoreo. Si bien la red social es aún fuerte entre los consumidores, algunos gobiernos se han tomado mucho más en serio su incapacidad para detectar y eliminar contenidos tóxicos. La tecnológica podría beneficiarse enormemente de replicar la estrategia de empresas como Open AI: desarrollar aplicaciones creativas que, de forma última, se apliquen en otras áreas.

Sin embargo, The Verge menciona que los desarrollos de Facebook no son necesariamente revolucionarios. Otras organizaciones, instituciones y compañías tienen proyectos similares con mayor tiempo de evolución. Por supuesto, el que la red social tenga autoría y control directo sobre el ciclo de investigación es ventajoso. Al mismo tiempo, podría ser una mejor idea crear alianzas con agentes más avanzados para acelerar su obtención de resultados.