• En 2018, el rival más fuerte de Netflix en México fue Claro Video, con cuatro y media veces menos penetración de mercado

  • Ya desde 2017 Forbes consideraba que la plataforma de streaming tenía a su mercado más fiel en el país

  • Mientras otros streaming de video se sostienen de publicidad o negocios secundarios, Netflix sobrevive solo con suscripciones

Cuando se habla del futuro en el mercado del streaming, es imposible no hablar sobre Netflix. La plataforma es la líder de estos servicios en Estados Unidos (EEUU), al menos entre las marcas de suscripción. Y conforme se unen más compañías a la batalla, se vuelve cada vez más importante observar el estado de su negocio. En su calidad de compañía multinacional, no solo es relevante su contexto global como un todo. También vale la pena revisar sus incursiones locales.

En México, Netflix ha aumentado el precio de sus suscripciones en 55 por ciento en los últimos cinco años. Este crecimiento equivale a un aumento de aproximadamente 10 por ciento anual. A pesar de que existen otros servicios de streaming en el país con precios (e incrementos) más bajos, como Blim, Amazon Prime y Claro Video, el público nacional prefiere la plataforma. Lo anterior se refleja en cómo ocho de cada 10 personas poseen el servicio, más del doble que la cifra en EEUU.

Pero analistas creen que los altos precios podrían no durar mucho tiempo más. En entrevista con El Heraldo de México, el ex-comisionado de la Comisión Federal de Competencia (CFC) Miguel Flores Bernés reafirmó que “de momento es probable que Netflix tenga poder de mercado y lo aproveche para subir precios .Pero va a tener más competencia muy pronto y eso ejercerá presión para que lance ofertas más competitivas para conservar la preferencia del usuario”.

Batalla de precios por el dominio de Netflix

Netflix no es la única compañía que estaría tratando de jugar a una batalla de precios. Hulu desde hace semanas que intenta encontrar más  modelos de monetización con miras a internacionalizar su servicio. Amazon, aunque no en video, tiene su propia oferta de streaming sin costo alguno. Y hace solo unos días, YouTube anunció un ambicioso plan para ofrecer todos sus contenidos originales gratuitamente. Así pues, cada una le apuesta al valor económico a su manera.

Pero a pesar de las opiniones de Flores Bernés, suena poco probable que Netflix baje sus precios, mucho menos en México. La plataforma está apostando fuerte al contenido nacional. De acuerdo con El Universal, recientemente firmó un contrato de varios años con el  creador Manolo Caro. Y a pesar del talento del artista, sus obras no resuenan con igual fuerza en audiencias internacionales. Y con el regreso parcial de las pruebas gratuitas, es palpable su reticencia a “regalar” contenido.

También va contra la tendencia global. Netflix jamás ha recortado precios. La última vez que se habló de una “reducción”, fue en octubre de 2018 en Reino Unido. Pero incluso entonces se discutía un plan de suscripción más barato (y limitado) que las opciones existentes, no un recorte como tal. Sin ingresos alternos y sin publicidad (contrario a las expectativas de la industria), es poco probable que el servicio se vuelva más barato, ni siquiera con Apple TV+ o Disney+.