• La llegada del virus también ha puesto en cuarentena a los delincuentes, que han abandonado las calles pero han adoptado nuevas medidas para seguir cometiendo crímenes.

  • En lugares como Bélgica los incidentes delictivos han caído hasta en 30 por ciento.

  • Sin tener serias intenciones al respecto la propagación del virus ha dejado fuera de servicio a muchos delincuentes, desde robacoches, hasta narcomenudistas, este sector de la población también ha tomado la cuarentena.

 

La llegada del coronavirus ha significado un cambio drástico para todos, la cuarentena es un hecho que se ha tomado por la población en general, en muchas ciudades el paisaje limpio de las calles es ya un lugar común.

Las medidas tomadas por diferentes gobiernos ha traído consigo una regla general: mandar a todos a sus casas. Sin tener serias intenciones al respecto la propagación del virus ha dejado fuera de servicio a muchos delincuentes, desde robacoches, hasta narcomenudistas, este sector de la población también ha tomado descanso, o podríamos decir que también están haciendo home office.

Los criminales también hacen teletrabajo

La llegada del virus también ha puesto en cuarentena a los delincuentes, que han abandonado las calles pero han adoptado nuevas medidas para seguir cometiendo crímenes. En lugares como Bélgica los incidentes delictivos han caído hasta en 30 por ciento, desde que se introdujeron las medidas preventivas para combatir la propagación del virus.

Según informa Inder Bugarín, periodista independiente, en Holanda, aunque no hay cifras que lo sustenten, el jefe del Comité Permanente de Policía ha reportado un cambio drástico en los índices de delincuencia, las denuncias ha caído desde la semana pasada.

También puede leer:

En Italia, durante la primera quincena de marzo, las incidencias de este rubro disminuyeron según los registros de la fuerza del orden en Bérgamo. Sin siquiera premeditarlo el coronavirus también ha representado una disminución en la carga de trabajo de los departamentos policiacos de Europa. La reclusión de personas ha hecho que los criminales ya no salgan a las calles pero éstos han buscado otras maneras de enfrentar la crisis sanitaria.

Las estafas han aumentado la policía holandesa ya reportó un aumento en la cantidad denuncias de personas que simulan ser parte del personal médico y mientras hacen encuestas y preguntas aprovechan para sustraer algún objeto. Hay personas que se ofrecen a realizar compras engañando a las personas, en su mayoría de la tercera edad.

Crímenes cibernéticos

En Reino Unido el centro nacional que monitorea las denuncias de crímenes cibernéticos, Action Fraud, ha reportado un aumento en este tipo de crímenes, la policía de Londres recibió 105 reportes de fraude desde el 1 de enero. Y este sector ya ha ocasionado pérdidas de hasta 970 libras.

Según lo reportado la mayoría de los reportes de los cibercrímenes obedecen a compras en línea, protectores faciales, desinfectantes y productos de limpieza que nunca llegan. Además la Oficina británica también ha informado que ha recibido un aumento en los reportes de correo phishing, mensajes destinados para robar datos bancarios e información personal.

Escenario complicado para las empresas

De los peores escenarios para las empresas son aquellos derivados por fallas en la protección de los datos. Desafortunadamente muchas empresas son las que engrosan la lista de empresas que ha sido presas de el robo datos, grandes compañías también tiene que invertir en recursos para evitar este tipo de situaciones y debe ser una prioridad para las empresas.

Por ejemplo HBO ha sido muchas veces víctima de ciberdelincuentes que intenta acceder a material de sus series, en una ocasión le pidieron a la empres 6 millones de dólares en bitcoins si no quería que la información robada fuera publicada. Muchas veces la publicación de información en las empresas trae consigo problemas de reputación. Sony por ejemplo ya ha sido parte de las marcas que ha sufrido ataques, y como consecuencia tuvo problemas de reputación a raíz de la publicación de mails que no dejaban bien parados a los directivos de la empresa.

Lo cierto es que los datos se han convertido en elementos muy importantes de las empresa, tópicos de valor que requieren protección, las datos también son una amenaza pues siempre habrá criminales que quieran robárselos, además hay una evolución en los mecanismos de robos, cada vez los criminales son más sofisticados y hábiles. Ahora las empresas son un nicho importante pues éstos secuestran información y luego piden un rescate.