• Cinépolis recurrió a la nostalgia para combatir el coronavirus con comunicación y su estrategia se viralizó en redes sociales.

  • La reacción del mercado ante el coronavirus se ha determinado cada vez más en función del valor que las marcas han encontrado.

  • Enfrentar al coronavirus se ha convertido en una pauta de gran valor, para determinar elementos que ayuden a relacionar a marcas con consumidores.

Hoy en día las marcas se están dando a la tarea de desarrollar elementos a través de los cuales se tienen que establecer pautas y acciones, que ayuden a entender al consumidor y no solo eso, partir de tareas que ayudan a enfrentar la situación con la que estamos batallando en el mundo: la pandemia del coronavirus.

Lo anterior ha sido fundamental para poder desarrollar pautas, que nos ayudan a comprender cómo desarrollar estrategias de comunicación, que establezcan tareas de gran valor para el consumidor, sobre todo cuando este se ha identificado como uno de los elementos mediante los cuales las marcas determinan cada vez más tareas, que ayudan a comprender el rol que se juega en el mercado.

El gran ejemplo de Cinépolis

Cinépolis se ha convertido en una de las marcas más creativas en el mercado de exhibidoras de cine y su impacto ha ido de la mano de estrategias de comunicación realmente relevantes.

Esto ha quedado demostrado con el desarrollo de pautas, a través de las cuales las marcas han establecido referentes en el mercado, sobre todo en un momento en que estas han tenido que ayudar al consumidor identificándose con sus necesidades o respondiendo a pautases, sobre todo ahora que el impacto del coronavirus ha sido incesable.

Lo anterior ha establecido una serie de pautas que deben de ayudar al consumidor, tal como lo ha decidido Cinépolis, que a través de una genial estrategia de comunicación, ha superado el mal trago que ha provocado el cierre de sus salas de cine por culpa del coronavirus.

En días pasados la cadena de cines se dio a la tarea de implementar una gran decisión, con la que dijo, se sumó a los esfuerzos de las marcas por contener el coronavirus, por lo que se había decidido a cerrar sus salas de cine a nivel nacional.

La medida se convirtió en una gran apuesta de la marca en un momento en que esta la iniciativa privada tiene que realizar activismo, con elementos que ayuden a identificar las necesidades del consumidor, que en estos momentos es adquirir una nueva cultura de higiene y distanciamiento social, a través de las cuales se pueda contener el coronavirus.

Para dar a conocer su medida, la marca recurrió a la nostalgia con la que buscó promover la medida con el uso de publicidad exterior y una campaña digital que hicieron de la marca en una ganadora.

Con el uso de su cartelera, la marca aseguró que el cine le enseñó que siempre existe un final feliz, por lo que la marca simplemente declaró que extrañaría a sus visitantes, pidiéndoles que se cuidaran.

La contención del coronavirus

El avance del coronavirus se ha convertido en un tema de gran impacto en el mercado, porque ha sumado a las marcas a las recomendaciones que han hecho las autoridades de salud y para lograrlo han tomado todo tipo de decisiones, mediante las cuales se han destacado en el mercado.

Lo anterior ha sido indispensable para comprender el avance del coronavirus y la manera en que se está combatiendo.

Lo anterior nos lleva a observar lo que ha ocurrido con marcas como Zara, que cerró sus tiendas y en cambio cambió sus líneas de producción de ropa por la fabricación de cubre bocas y batas médicas.

En el caso de otras marcas mexicanas como Sonora Grill, la cadena de restaurantes tomó la decisión de cerrar sus sucursales.

Dentro de estas medidas se ha determinado el valor que hay en consumo y no solo eso, como a partir de acciones habituales en los consumidores y una vez que han cambiado logran imponer nuevas pautas en el mercado.

Ahora lee:

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299