x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

El CEO de la empresa dueña de KFC renuncia a su salario para distribuirlo entre los trabajadores

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Muchas veces hemos hablado de que los CEO y principales ejecutivos de una empresa son los principales o primeros embajadores de las marcas que dirigen y representan. Esto se refleja aún más en los tiempos complicados. Podemos citar diversos ejemplos, uno que es reciente es el de David Gibbs, chief executive officer de Yum Brands.
  • David Gibbs, chief executive officer de Yum Brands ofrece el resto de su salario base de 2020

  • El objetivo es beneficiar a gerentes de los restaurantes y crear un fondo de apoyo a los empleados que sean afectados por el coronavirus

  • Diversos ejecutivos de otras marcas han tomado decisiones similares

Muchas veces hemos hablado de que los CEO y principales ejecutivos de una empresa son los principales o primeros embajadores de las marcas que dirigen y representan. Esto se refleja aún más en los tiempos complicados. Podemos citar diversos ejemplos, uno que es reciente es el de David Gibbs, chief executive officer de Yum Brands.

Lo anterior debido a que el ejecutivo anunció que renunciará al resto de su salario base de 2020 con el fin de que esos recursos puedan ser utilizados para beneficiar a los empleados de la compañía en distintos niveles; recordemos que la empresa es dueña de marcas como KFC, Pizza Hut, Taco Bell y The Habit Burger Grill.

De acuerdo con CNBC, medio que dio a conector el hecho, la idea es que el monto total se divida en dos modalidades. La primera sería financiar bonos de mil dólares cada uno a los cerca de mil 200 gerentes generales de restaurantes de la compañía.

En un segundo formato, el dinero sería utilizado para financiar el Fondo de Ayuda Médica Global para Empleados de la Fundación Yum Brands, con el fin de tener un ahorro de apoyo a los trabajadores que enfrenten dificultades financieras o que se vean afectados directamente por el coronavirus.

Todo cuenta en una emergencia

Según la información disponible, el sueldo base de Gibbs para este año sería de alrededor de 900 mil dólares -esto no considera bonos por rendimientos o metas alcanzados-. Si dividimos ese monto entre los 12 meses del año, el ejecutivo ingresa unos 75 mil dólares mensuales.

Suponiendo que el “resto de su salario” se considere desde abril (podría ser incluso marzo), el aporte al “fondo” que podría crear Yum Brands con este dinero, ascendería a unos 675 mil dólares.

Esto podría significar un buen apoyo para la compañía con base en Louisville, Kentucky que no pasa por su mejor momento financiero, pasó de reportar ingresos por más de 6 mil 420 millones de dólares en 2015, a alrededor de 5 mil 600 millones de dólares, cerca de un 13 por ciento de decrecimiento.

Esto sin considerar que las ventas se han desplomado de 4 mil 340 millones a mil 550 millones en el mismo periodo. Es decir, es evidente que Yum Brands necesita liquidez y no está lo suficientemente fuerte para resistir un impacto económico como el que enfrentamos.


Te puede interesar:

Una tendencia que se generaliza

Es claro que el impacto económico y social preocupa al mundo en distintos sectores, comenzando con las personas de pie (nosotros) que no tienen una fortaleza económica que permita resistir un periodo (aunque sea mínimo) sin percibir ingresos, pasando por el gasto que le implica a los gobiernos y el gasto y pérdida de ingresos para las compañías.

Ante un contexto como este, en diversos sectores se han visto acciones como la de David Gibbs en busca de aportar algo que ayude a combatir los problemas financieros. Lo mismo vimos a deportistas como Cristiano Ronaldo renunciando a gran parte de su salario, algo replicado por la plantilla de la Juventus y después del FC Barcelona, que acciones de importantes ejecutivos.

Un ejemplo de ello, es lo que recuerdan desde la CNBC, señalando que varios directores ejecutivos de la industria restaurantera han estado renunciando a sus salarios o aceptando recortes a medida que la pandemia golpea las ventas y provoca a despidos. “Entre ellos: el CEO de Darden Restaurants, Gene Lee, que no está recibiendo un salario, y el CEO de The Cheesecake Factory, David Overton, que está recibiendo una reducción salarial del 20 por ciento”, refieren.

Otro caso similar es el de Airbnb donde sus fundadores Brian Chesky, Joe Gebbia y Nathan Blecharczyk no percibirán un ingreso de la compañía, al tiempo que sus principales ejecutivos tendrán una reducción salarial del 50 por ciento durante los próximos seis meses.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados