• Airbnb es una de las startup mejor valuadas en el mundo; 31 mil mdd

  • Sin embargo, se ha visto muy afectada por el coronavirus

  • Por ello, también decidió recortar el salario a sus principales ejecutivos

Pese a que desde los gobiernos, la sociedad y las empresas están haciendo todo lo posible para frenar la pandemia de coronavirus COVID-19 en el mundo, aún no hay signos de que terminará pronto. Derivado de esto, hay compañías que comienzan a tomar medidas más estrictas, una de ellas es Airbnb.

La empresa especializada en oferta de alojamientos a través de su plataforma digital con sede en San Francisco, California, ha buscado contribuir a las acciones de contención y reacción contra el virus; como su de proponer que los anfitriones puedan optar por ofrecer viviendas gratuitas o subsidiadas a los trabajadores de la salud.

Sin embargo, hacia el interior de la compañía también está implementando medidas. De acuerdo con un reporte de The Information, Airbnb detendrá temporalmente las contrataciones de nuevo personal, además de que suspenderá su marketing, como otra de las medidas derivada del impacto que está teniendo el coronavirus en su negocio.

Aunado a ello, la CNBC indicó que los fundadores (Brian Chesky, Joe Gebbia y Nathan Blecharczyk) no percibirán un ingreso de la compañía, al tiempo que sus principales ejecutivos tendrán una reducción salarial del 50 por ciento durante los próximos seis meses.

Buscan sostener el negocio

La decisión no sólo va por mitigar el impacto del coronavirus a su negocio, sino al efecto colateral que pudiera tener. En concreto, Airbnb prepara su salida a los mercados bursátiles a través de una IPO (oferta pública), proceso que también se ha detenido.

El objetivo es que logre una valoración similar a como estuvo valuada en enero de este año, en 31 mil millones de dólares, una de las diez ‘Unicorns’ mejor valuadas, de acuerdo con CB Insights y Statista estimates.

El problema, es que de acuerdo con The Wall Street Journal, el año pasado Airbnb perdió 322 millones de dólares, algo que, en combinación con el impacto del COVID-19, podría disminuir radicalmente su valoración; recordemos que el sector turismo y de viajes aéreos don dos de los que mayores pérdidas proyectan.

No es la única

A nivel mundial comenzamos a ver casos similares, las empresas buscan contener una hemorragia financiera incontenible.

Algunos ejemplos recientes son: EL FC Barcelona anunció que decidió suspender temporalmente los contratos de sus jugadores, lo que representa una “reducción proporcional de las retribuciones previstas en los respectivos contratos”; en México, por ejemplo, la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA) informó que llegó a un acuerdo para recortar a la mitad los salarios de sus agremiados, con el objetivo de reducir los costos operativos de Grupo Aeroméxico, según informó El Sol de México.

Por su parte, la NBA también indicó que los altos ejecutivos de la asociación se recortarán un 20 por ciento su salario, mientras dure la crisis del coronavirus. Además, la aerolínea LATAM está implementando medidas similares; en Chile dispuso un recorte del 50 por ciento en los salarios de sus trabajadores.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299