• En 2018, Hyundai obtuvo ingresos por mil 826.28 mdd, mucho menos de la mitad de la cifra que obtuvo en 2017

  • Se espera que este año Waymo, GM y Apple presenten los primeros modelos comerciales de conducción autónoma 

  • La automotriz surcoreana, junto con su subsidiaria Kia, es la quinta productora de automóviles a escala global

ACTUALIZACIÓN: Hyundai negó que el supuesto acuerdo fuera para desarrollar software de conducción autónoma, en información de Reuters. Si bien la automotriz sí firmó una asociación con Tencent, fue para un proyecto de infotainment. Estos sistemas de cualquier forma podrían llegar a los carros autónomos de la compañía. Hoy en día, muchos modelos tienen elementos similares en su panel de control, desde donde se proyectan servicios de navegación y música, entre otras cosas.

La última semana ha sido rara para Hyundai. A finales de marzo, la automotriz anunció que retiraría, de nuevo, miles de automóviles del mercado norteamericano. Unos días después, una concesionaria en México se sumó a la tendencia de Club de Cuervos. Aunque poco original, la iniciativa del equipo llamó la atención del público. Y ayer se posicionó entre las marcas líderes del sector con mayor satisfacción al cliente. Hoy, va por la conducción autónoma.

De acuerdo con Reuters, Hyundai ha firmado un trato con la tecnológica Tencent. El acuerdo preeliminar tiene como objetivo desarrollar software para automóviles de conducción autónoma. El reporte, primero presentado en el medio surcoreano Maeil Business Newspaper, apunta que la alianza quiere un modelo comercial completamente independiente para 2030. Por ello, las compañías asiáticas se enfocarán en desarrollar sistemas de protección y seguridad en los próximos años.

Hyundai y Tencent tienen otras ideas interesantes para su proyecto. Según el Maeil Business, la nueva aliada de la compañía surcoreana trabajará para integrar su app de mensajería We Chat a los carros. Aunque no se detalló la idea, el objetivo sería crear modelos exclusivos para el mercado chino. Para la automotriz, esta asociación es un nuevo logro en una montaña de expectativas. Y es que la empresa está entrando fuerte a la conducción autónoma.

Inversión multimillonaria en conducción autónoma

Desde principios del año pasado, Hyundai había anunciado una alianza con la compañía Aurora. La líder en tecnología de conducción autónoma le ayudaría a lanzar un modelo de nivel cuatro (que casi no requiere supervisión humana) para 2021. Seis meses después, apuntó otra asociación estratégica con la proveedora de Inteligencia Artificial china Deep Glint. El objetivo de esta amistad sería “crear una experiencia automotriz perfectamente conectada”.

Hace tres semanas se alió con la rusa Yandex para potenciar una de sus unidades de negocio centradas en conducción autónoma. Y en su presentación en la última CES, mostró un automóvil que camina. Con estos proyectos, Hyundai está claramente pisando el acelerador para no quedarse atrás del resto de la industria. Y es que, con ingresos estimados de 173 mil 150 millones de dólares (mdd) para 2030, no es un mercado del que quiera perderse.

La automotriz tiene sus razones para sentirse presionada. Algunas de sus rivales en su mismo segmento, como Toyota, han hecho sus propias aportaciones (creativas) a la conducción autónoma. Y ahora que Lyft concluyó su (al inicio) exitosa Oferta Pública Inicial, tiene varios mdd en capital fresco para continuar su inversión en estos proyectos. Eso sin contar el hecho que Elon Musk y Tesla muy recientemente revelaron su visión a futuro para posicionarse en el sector.

Grandes oportunidades que hace falta aprovechar

Hyundai está tomando la decisión correcta al acelerar e incrementar su inversión en conducción autónoma. Pero, de acuerdo a un estudio de Leasing Options, le falta todavía mucho por recorrer. En cuestión de dinero metido a este tipo de proyectos, se queda muy por detrás de las cifras que han dedicado otros rivales. Para noviembre de 2018, la automotriz surcoreana apenas había destinado dos mil 760 mdd a desarrollo e investigación.

Frente a otros gigantes, como Volkswagen (que con sus 54 mil 200 mdd contribuía con el 57 por ciento de la inversión global en conducción autónoma), Hyundai está muy por detrás. De acuerdo con el mismo estudio, este hecho ha evitado que esté entre las 10 primeras compañías que podrían sacar un vehículo independiente al mercado.

Pero al mismo tiempo, Hyundai es la compañía en la que más confía para crear buenos automóviles de conducción autónoma. Cuando menos, dentro de los modelos de precio bajo. Así pues, no importa mucho si la surcoreana tarda unos años más en sacar sus modelos comerciales. Lo que debe ser prioridad para la empresa es que sus propuestas sean infalibles y de bajo precio. Así, podría posicionarse en el mercado, no por ser la primera en llegar.

Sino por presentar la opción más sólida, confiable y económica en conducción autónoma.

loading...