• Según Property Management, Airbnb tiene una valuación estimada de 35 mil millones de dólares

  • La vuelta al mundo en 80 días no fue publicada íntegramente como novela sino hasta el 30 de enero de 1873

  • Entre los países que se visitarían están Inglaterra, Uzbekistán, Jordania, Etiopía, Kenya, Bhutan, Australia y Nueva Zelanda

Mucho se ha dicho y analizado sobre la preferencia de los millennials hacia las experiencias por encima de los bienes materiales. Muestra clara de cómo esta tendencia se ha internado en el marketing son las acciones y campañas de Airbnb. Si bien la mayor parte de los hogares y experiencias en su plataforma son “normales”, explota al máximo aquellos que se salen de lo ordinario. Entre ellos, casas repletas de LEGOS, vacaciones gratuitas y la cabaña de Endgame.

La marca de hospedaje continúa con esta tradición en su más reciente experiencia de viaje. La experiencia, publicada en su sitio web, ofrece replicar las aventuras en “La vuelta al mundo en 80 días”. Así como en el clásico de Julio Verne, Airbnb ofrece a un grupo reducido de personas la oportunidad de circunnavegar el planeta. Entre las paradas que se tienen contempladas, se cuentan Europa, la antigua Unión Soviética, África, Medio Oriente, Asia, el Pacífico, entre otras.

De acuerdo con Airbnb, el viaje incluye transporte, comidas, bebidas y alojamiento. Como la experiencia inicia y termina en Londres, también es necesario que cada interesado compre sus boletos de ida y vuelta de Reino Unido. La travesía tendría un costo de cinco mil dólares (95 mil 739 pesos mexicanos) por persona y aparentemente solo estaría disponible para ocho individuos. La marca dice que el 100 por ciento de los ingresos se destinarían al Malala Fund.

Marketing de experiencia y la apuesta de Airbnb

Varias marcas se han dado cuenta que las ofertas limitadas y diferenciadas, como la de Airbnb, son la mejor forma de crear fidelidad entre su audiencia. Hace poco, Taco Bell lanzó un hotel boutique que también solo recibiría a unos cuantos huéspedes en agosto. Y Pandora, en un esfuerzo por sumarse a la tendencia de verano, diseñó una playlist de verano y pintó un mural interactivo, ambos basados en un extenso proyecto de datos extraídos de los usuarios.

La experiencia de Airbnb tiene tres dimensiones dignas de análisis. La más obvia, es que ofrece una experiencia única en la vida para un grupo reducido de personas. Esta sensación de exclusividad ya ha sido explotada anteriormente por otros eventos que no cumplieron con las expectativas del público. Éste es realmente el mayor riesgo al que se está sometiendo la marca. Si no ofrece un servicio excepcional para los ocho, su esfuerzo sería contraproducente.

Por otro lado, Airbnb tiene a su favor que está apoyando a una causa social. Aún si no es el mejor servicio del mundo, siempre puede presumir que realmente la experiencia no está jugando a su favor, sino que se está aprovechando para apoyar al Malala Fund. En ese sentido, su marca solo puede verse favorecida.

Al mismo tiempo, al ligar su servicio con un clásico literario, Airbnb está tratando de sumar su marca a una tendencia cultural. Incluso si no existiera la relación con Malala Fund y el servicio fuera deplorable, la idea de replicar La vuelta al mundo en 80 días es un buen titular. Para bien o para mal, la marca de hospedaje disfrutará de una buena difusión en los próximos días.