• Para 2018, Taco Bell disfrutaba un índice de satisfacción en Estados Unidos de 74 por ciento

  • Cada local de la cadena de comida rápida vendía, en 2017, 1.5 millones de dólares promedio anualmente

  • La marca quiere alcanzar ventas por 15 mil millones de dólares globales para 2020

En la industria de la hospitalidad, uno de sus segmentos más grandes son los hoteles. De acuerdo con Statista, para 2017 este sector registraba ingresos por 570 mil 180 millones de dólares a escala internacional. Y con la llegada de propuestas como Airbnb, que han generado gran incomodidad entre marcas tradicionales y gobierno, este mercado solo ha crecido más. Tal es el atractivo de esta actividad, que hasta agentes como Taco Bell quieren competir.

De acuerdo con Adweek, Taco Bell acaba de anunciar un nuevo concepto de Hotel Boutique & Resort. La locación ha sido descrita por la compañía como un “Tacoasis en el desierto”. Un video promocional del proyecto señala que abrirá sus puertas el próximo nueve de agosto. Se espera que la experiencia limitada solo esté disponible por cinco días. De acuerdo con la marca, las reservaciones de su iniciativa en Palm Springs podrán empezar a realizarse en junio.

Maria Thalberg, directora global de marca, apuntó que desayunos, habitaciones y cocteles tendrán la influencia de su menú. “The Bell será la más grande expresión del estilo de vida Taco Bell a la fecha. Será divertido, colorido, sabroso y lleno de todo lo que nuestros fans pueden esperar”. En una entrevista con CNN, el gerente de experiencias y relaciones públicas Matt Prince apunta que el objetivo es obtener un “lugar muy especial en la cultura”.

Taco Bell y nuevas formas de conectar con los consumidores

Curiosamente, Taco Bell no es la única marca que ha lanzado un hotel temático para promocionar su producto principal. Como lo menciona Adweek, el juego de mesa Trivial Pursuit también lanzó su propio concepto en marzo. En estas instalaciones de Moscú, todos los servicios pueden “comprarse” respondiendo preguntas y demostrando conocimiento. Y la marca Alienware lanzó un cuarto-experiencia junto con Hilton Panamá en abril del año pasado.

También es parte de una tendencia más grande en la industria de la comida rápida. Taco Bell y sus rivales han luchado arduamente para diferenciar la experiencia de sus restaurantes. En la Ciudad de México, Burger King está aprovechando las condiciones de tráfico capitalinas para entregar hamburguesas a la gente. Por su parte, McDonald’s está modernizando sus locales para que el público pueda tener un “almuerzo del futuro a través de innovaciones móviles.

Pero la iniciativa de Taco Bell va mucho más allá. Al sacar la experiencia de su marca fuera de los restaurantes, de hecho está anotándose dos puntos. Primero, puede explorar un concepto innovador sin tener que limitarse a sí mismo a las condiciones o posibilidades de sus locales. A la vez, crea distancia de su negocio principal. No importa si el hotel boutique es un éxito o no, es poco probable que afecte la percepción que se tiene sobre la calidad de sus alimentos.

Además, si el hotel es como lo presume Taco Bell, estará lleno de momentos para redes sociales. Es decir, sus visitantes se pueden convertir en embajadores de marca al compartir fotografías y videos de sus instalaciones. Incluso si la experiencia no es la mejor, es seguro que la cadena de comida rápida tendrá gran exposición en Facebook, Instagram y Twitter. Y al ser una oferta limitada, incluso si el impacto es negativo, será de muy corto alcance.