Para todo freelance, la carta de presentación o portfolio es el elemento clave para diferenciarse de los demás freelance. Si vas a elaborar tu portfolio, debes saber que más del 70% de la contratación depende de él. Si quieres elaborar un buen portfolio y dejar impresionados a los reclutadores, a continuación te vamos a ofrecer algunas claves para que lo organices de forma correcta y crees el mejor portafolio que jamás hayas imaginado según el tipo de información que debes aportar en él. ¡Toma nota de nuestros consejos!

Trabajos escritos

En este apartado del portfolio deben aparecer las reseñas, tesis, monografías, ensayos y artículos que hayas publicado. Incluso, dependiendo de la extensión de cada uno, podrías pensar en compartirlos en un blog.

Para crear un blog, puedes hacerlo a través de una plataforma gratuita como Blogger o WordPress. Aunque también puedes utilizar otros servicios para compartir documentos como Scribd, SlideShare o Academia.edu.

Lo mas importante, por lo tanto, es que publiques de forma online todo aquel trabajo escrito que demuestre tus habilidades, fundamentalmente si quieres escribir un libro o trabajar como redactor freelance.

Desarrollo web

Si has trabajado en el desarrollo web, a la hora de elaborar tu portfolio puedes ponerlos online en hostings gratis como, por ejemplo, Hostinger, aunque también puedes utilizar Dropbox.

Eso sí, si tus trabajos son más complejos, lo que te conviene es comprar un espacio de hosting y un dominio para que así puedas utilizar tantos subdominios como sea posible.

Imágenes y fotografías

En cambio, si te dedicas a la fotografía y has elaborado pósters, revistas, collages, fotografías o diseños, las opciones para elaborar o compartir tu portfolio son más flexibles.

Puedes alojar estas imágenes en un blog o incluso usar tu perfil de Pinterest, aunque también existen otros servicios como Carbonmade o Behance.

Audio

Por último, si has grabado y editado entrevistas o canciones, no dudes en colgar tus audios en Ivoox o Soundcloud y también puedes hacer videos con fotografías y subirlos a Youtube. Otras opciones para colgar este tipo de contenido son Mixcloud, Vocaroo o Jamendo.

Como ves, a la hora de organizar tu portfolio, son muchas las opciones para colgar los diferentes tipos de archivos y que así los reclutadores puedan ver tus trabajos de forma online y que así conozcan lo que hacen y quieran contratar sus servicios.