Ser productivo es a lo que aspira cualquier trabajador. Si quieres conseguir una plena productividad y que acabes tu trabajo de forma más rápida y evitando distracciones, son varias las cosa que deberías tener en cuenta a la hora de sentarte frente al ordenador. ¡Toma nota de los tips que te ofrecemos y seguro que logras conseguir una productividad máxima a la hora de trabajar en el ordenador!

1.- Cierra lo que no necesites

A la hora de sentarte frente al ordenador y si quieres que tu productividad no se vea reducida, cierra todo lo que no necesitas para trabajar en ese momento, ya sean aplicaciones, programas, pestañas del navegador o cualquier otra cosas que se te pase por la cabeza que te pueda hacer perder tiempo.

Cuando estés trabajando con el ordenador, lo mejor es que apagues el móvil o lo pongas en Modo Avión para que así no tengas ninguna distracción posible. Asimismo, existen bloqueadores de notificaciones para smartphone, por lo que también te puedes plantear utilizar alguno de estos bloqueadores.

2.- Concéntrate

Es algo innato en el ser humano el divagar y no concentrarse demasiado ya que a nuestro cerebro le cuesta mantenerse centrado más de un tiempo determinado. Los primeros minutos son los que más difícil cuesta concentrarse.

Debes saber, por lo tanto, cuánto tiempo eres capaz de mantenerte concentrado. Lo habitual es que esta capacidad varía entre media y una hora aunque cada persona es diferente. Lo que sí tienes que ser consciente es que los 5-10 primeros minutos la tarea te costará más por lo que debes tener fuerza de voluntad para aguantar.

3.- Descansa cada cierto tiempo

A la hora de trabajar debes hacer descansos cada cierto tiempo de trabajo. Lo ideal es hacerlos cada media hora aunque si tu capacidad de concentración dura más, adapta los descansos según esta capacidad. Estos descansos deben ser breves, de unos 5 minutos, lo justo para estirar un poco el cuerpo y apartar los ojos de la pantalla. Cada hora y media y dos horas debes hacer un descanso más largo, de unos 15 minutos, aproximadamente.

4.- Entorno de trabajo

Trabaja siempre en un entorno cómodo que facilite tu concentración. Elige un buen sitio de tu casa, iluminado y con una silla cómoda. Intenta que este lugar sea totalmente agradable y no lo dudes y ve probando hasta que encuentres el lugar idóneo para trabajar y que tu productividad no decaiga.

5.- Mantén ordenado tu ordenador

Tener las cosas ordenadas es fundamental para no perder tiempo en buscar cosas que no recuerdas donde las habías dejado. En tu ordenador debes tener todo bien colocado y nombrado en carpetas y también debes mantener el escritorio lo mejor posible, sin iconos que no utilizas habitualmente o que te puedan distraer.

El fondo de pantalla tampoco tiene que ser extremadamente llamativo o con colores que dañen la vista. De la misma forma, el fondo de pantalla no debe impedir que los iconos que queden en el escritorio se vean de forma adecuada.

Y tú, ¿cómo trabajas frente al ordenador para que tu productividad no se vea reducida?