Mejora tu portfolio siguiendo estos 6 sencillos pasos

Imagen: Bigstock
Imagen: Bigstock

En el sector freelance, la carta de presentación es el portfolio y, sin duda alguna, diferenciarse del resto es parte fundamental de todo freelance para así conseguir más clientes y lograr conseguir el éxito y el reconocimiento. Si estás elaborando tu portfolio o quieres mejorar el que ya tienes para así lograr captar la atención de los clientes, no dudes en tener en cuenta estos consejos que te mostramos para así conseguir el triunfo.

Público objetivo

La primera pregunta que te tienes que hacer al elaborar tu portfolio es ¿quién quieres que lo ve y qué quieres conseguir con él? Así que lo que tendrás que hacer será definir a tu cliente ideal, aquel al que te quieres dirigir y crear el portfolio en base a él, para así llegar perfectamente a él y conquistarlo.

Tus datos de contacto

El objetivo fundamental de cualquier portfolio es conseguir clientes. Asegúrate, por lo tanto, de que permite a tus clientes que contacten contigo de forma fácil. Es decir, tus datos de contacto deben aparecer siempre visibles. Asimismo, debes incluir una pequeña carta de presentación, un texto que te defina.

Que sea fácil de actualizar

En la era en la que vivimos, la actualización del portfolio es algo fundamental por lo que debe ser muy fácil de actualizar, para así estar preparado para la constante transformación que viven los trabajadores freelance actualmente.

Tienes que ser selectivo

En tu portfolio solo debes exhibir tus proyectos más destacados. Es decir, la calidad debe primar por encima de la cantidad. Para ello, destaca tus trabajos de forma visualmente atractiva y mostrando los trabajos de los que más orgulloso te sientas.

Tu personalidad debe quedar reflejada

Al ser freelance, lo que vendes es una marca personal. Por ello, es perfecto si en tu portafolio expresas tu personalidad y carácter. A través de un video o infografía puedes mostrarle a tus clientes tus aficiones, gustos, ambiciones, deseos o valores, dándole así una mayor imagen de humanidad y cercanía al cliente.

Utilización de palabras clave

A la hora de crear tu portfolio debes utilizar sinónimos y keywords para así perfilar tus competencias. Es decir, puedes etiquetar tus habilidades y servicios para así llegar de forma potencial a tus futuros clientes. Eso sí, huye de las frases típicas que no añaden nada nuevo a tu portfolio.