China no le cree a Donald Trump y activa el plan “ojo por ojo”

Estados Unidos dijo que podría "postergar" algunas de las tarifas arancelarias nuevas que Donald Trump anunció la semana pasada para ser aplicadas desde septiembre. Sin embargo, China ya no confía, dice que el gesto es insuficiente y que no dará marcha atrás con el "ojo por ojo".

Estados Unidos
Imagen de Bigstock
  • China dice que Estados Unidos rompió los acuerdos firmados entre Donald Trump y Xi Jinping.

  • Trump quiere frenar parte de su amenaza de sumar más aranceles a las importanciones, pero China ya no le cree y tiene listo un plan de contraataque.

  • En el medio, el comercio mundial tambalea esperando que las dos potencias resuelvan sus asuntos.

A comienzos de agosto, Trump anunció nuevos aranceles por los US$ 300.000 millones en productos importados chinos que aún no estaban gravados. Lo aplicaría desde septiembre.

Horas después, China respondió anunciando que detendrá las compras de productos agrícolas estadounidenses y demostrando que puede devaluar el yuan a su antojo, poniendo en peligro la estabilidad comercial mundial.

A la semana, este lunes 12 de agosto, los negociadores de los Estados Unidos les prometieron al gobierno de Xi Jinping que retrasarían la imposición de algunas de las nuevas tarifas. Sin embargo, China no les cree. Ya es tarde y el “ojo por ojo” parece que no tiene vuelta atrás.

Este jueves, China calificó a los nuevos aranceles como una “violación” de los acuerdos alcanzados por los presidentes Trump y Xi y señaló que las promesas de retrasar algunos de esos impuestos no fueron suficientes para evitar las represalias, dice Bloomberg.

“Los nuevos aranceles (del 10%) han desviado a Estados Unidos y China del camino de resolver la disputa a través de la negociación”, dijo el jueves el Comité de Aranceles del Consejo de Estado chino en un comunicado. China “no tiene más remedio que tomar las medidas necesarias para tomar represalias”, agregó, sin especificar qué haría.

Casi de inmediato, las acciones europeas cayeron, lo mismo que los futuros de los papeles estadounidenses.

El texto de la declaración deja en claro que China no cree que los Estados Unidos retrase algunos de los aranceles y también que aunque lo hiciera, que no es suficiente.

Según Zhou Xiaoming, ex funcionario del Ministerio de Comercio de China, esto es “muy grave”. El también ex diplomático chino agregó que las represalias del gigante asiático “pueden no limitarse a los aranceles”.

En diálogo con Bloomberg, Hu Xijin, editor en jefe del periódico “Global Times”, escribió en Twitter antes del anuncio del jueves que China quiere que ambas partes respeten el acuerdo firmado cuando Trump y Xi se reunieron en Osaka, Japón, en junio pasado. “Dudo que China reanude la compra a gran escala de productos agrícolas estadounidenses en las actuales circunstancias”, dijo.

Para sumar “leña al fuego”, Donald Trump, en una serie de tuits, defendió sus decisiones arancelarias, elogió a Xi y entró en la polémica por el espinoso tema “Hong Kong”, instando al presidente chino a resolver “humanamente” las protestas.

Terminó las publicaciones con una aparente frase conciliadora: “¿Reunión personal?”, sin aclarar si estaba sugiriendo otra cumbre.


loading...