GE se desploma en Wall Street tras un duro informe del analista que destapó el caso Madoff

Harry Markopolos dice que el gigante industrial General Electric es un "fraude contable". La empresa lo niega, pero igualmente sus acciones caen en la bolsa.

General Electric
Foto: Bigstock
  • Las acciones de GE caen luego de que el denunciante de Madoff, Harry Markopolos, la calificara como un “fraude más grande que Enron”.

  • El informe afirma que GE oculta la profundidad de sus problemas financieros. También señala supuestos problemas contables con su unidad de petróleo y gas.

  • “Mi equipo ha pasado los últimos 7 meses analizando la contabilidad de GE y creemos que los US$ 38 mil millones en fraude es simplemente la punta del iceberg”, dice Markopolos.

En 2008, Bernard Madoff fue detenido por la autoridades estadounidenses luego de casi un año de investigación: lo acusaron de un fraude que superaba los US$ 50.000 millones.

La Justicia lo condenó a 150 años de prisión por una estafa perfectamente diseñada para engañar a bancos, aseguradoras e inversores individuales.

El fraude, en rigor, se conoció meses antes, cuando el analista Harry Markopolos alertó por primera vez a Wall Street sobre las irregularidades de la firma de Madoff.

Más de 10 años después, este mismo especialista sube a otra firma al ring y esta vez es un gigante: General Electric.

En efecto, el Wall Street Journal publicó un informe de más de 170 páginas elaborado por Markopolos en el que el experto advierte de las “verdaderas” dificultades financieras por las que atraviesa la compañía.

Como consecuencia de la publicación, y sabiendo de los antecedentes del especialista, las acciones de General Electric se hunden más de un 5% en Wall Street.

De acuerdo con la investigación dada a conocer por primera vez por el WSJ, la compañía estaría encubriendo solapadamente la gravedad de sus dificultades financieras con “presentaciones inexactas” ante los reguladores.

El análisis dice que las fórmulas contables que General Electric utiliza para sus negocios de petróleo y gas no son las correctas y advierte que su unidad de seguros está en colapso y que necesita reservas extra por más de US$ 18.000 millones en efectivo.

El informe explica que los problemas contables de GE ascenderían a la cifra de US$ 38.000 millones, esto es cerca del 39% de su capitalización bursátil actual.

La respuesta de General Electric fue rápida: asegura que conocía del estudio y que la compañía opera “al más alto nivel de integridad en nuestros informes financieros”.

El informe está en la Web

El informe es lapidario para la marca. El analista estableció un sitio web para difundir el informe, www.GEfraud.com, donde Markopolos califica al hecho como “un fraude más grande que Enron”.

El investigador financiero, que estaba investigando a GE contratado por un fondo de cobertura que no ha sido identificado, dice que después de más de un año de investigación descubrió “un enfoque comercial que ha dejado a GE al borde de la insolvencia”.

“Mi equipo ha pasado los últimos siete meses analizando la contabilidad de GE y creemos que los US$ 38.000 millones en fraude que hemos encontrado es simplemente la punta del iceberg”, explica Markopolos en el informe de 175 páginas.