Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Caso Omar Fayad, del quehacer político al espectáculo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on twitter
El caso de Omar Fayad demuestra como la distribución de la información desgasta el quehacer político y la democracia: pasa a ser un espectáculo.
  • La información sobre política con las nuevas tecnologías digitales está virando a convertirse en simple entretenimiento.

  • El caso del gobernador de Hidalgo demuestra cómo la distribución de la información desgasta el quehacer político y la misma democracia y pasa a ser un espectáculo sobre la vida íntima del mandatario.

  • El protagonismo de la política se lo está llevando el conflicto y escándalo; en lugar de información relevante para la sociedad. 

La irrupción de nuevas tecnologías digitales y el triunfo del entretenimiento en la sociedad han perneado la transformación de la imagen política. Hoy en día, el político es visto como un actor  y el electorado, el público, los medios un circo y la política ha pasado de ser decisiva para la toma de decisiones y mejora de las sociedades a simple entretenimiento. En recientes días, Omar Fayad Meneses, gobernador de Hidalgo, fue expuesto con un video que circula en redes sociales donde aparece con sus hijos en un club nocturno bailando y actuando como DJ. Con ello, el quehacer político sufre un desgaste en su percepción y pasa a ser un espectáculo que solo seduce y entretiene a la población.

 

El caso de Omar Fayad, gobernador de Hidalgo y el de Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco: del quehacer político al espectáculo

El uso de las tecnologías digitales en la vida cotidiana de las personas ha modificado los escenarios de la comunicación política. Hoy en día, el régimen mediático obliga a la política a ser un espacio escenificado que más allá de informar entretiene.

“En el contexto digital se reduce la confianza de los ciudadanos hacia las fuentes tradicionales utilizadas para obtener información política, como los noticiarios, puesto que la mezcla entre información y entretenimiento provoca nuevas formas de consumo de los contenidos políticos”, afirma Bárbara Esther, licenciada en Sociología por la Universidad de Buenos Aires (UBA) en su texto “La política del espectáculo”.

Hasta finales de 2021, México tenía un total de 92.01 millones de personas conectadas a internet y 100 millones de perfiles activos en redes sociales. Asimismo, el crecimiento digital más grande lo tienen el uso de las redes sociales, con un aumento del 12.4 por ciento lo que representa 11 millones de usuarios activos en Facebook, Instagram, Twitter y YouTube, indican datos del estudio Digital 2021 Global Overview Report publicado por We are socia y Hootsuite.

La conexión a internet determinada por el tiempo entre los mexicanos alcanza 9 horas; de las cuales 3 horas y 27 minutos se destinan a redes sociales y 1 hora 34 minutos a noticias, ya sea en línea o medios impresos.

Eso nos puede dar una dimensión sobre el impacto que tuvo el material videográfico que se difundió sobre Omar Fayad en las audiencias digitales. Algo claro es que se generaron distintos tipos de reacciones hacia el político desde apoyo por ser su vida intima hasta el desgaste de su imagen caracterizada por “poca seriedad”.

Frente a los hechos, el mandatario atribuyo su comportamiento al disfrute de los seres queridos en época vacacional.

“Disfruté bastante salir con mis hijos Vicky, Anuar y @joseedu92; estar con ellos es muy divertido, todos deberíamos hacerlo.  #DJFayad. En esta época vacacional, disfruten de sus seres queridos conviviendo más de cerca. ¡Que sigan teniendo un excelente sábado!”, dijo el mandatario en su cuenta de Twitter.

Otro caso muy resonado fue la visita de Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco a un restaurante-bar en Zapopan en plena pandemia durante el 2020. Por medio de redes sociales se difundió un video donde aparece cenando sin cubrebocas; no obstante, el mandatario dijo que el video fue malintencionado porque la salida fue una con su mujer de 9 a las 11 de la noche a cenar.

“Estamos en tiempos de que cualquier imagen se usa para atacar, hay que recordar que Guadalajara tiene estos lugares y estos giros abiertos en esta etapa por disposiciones de la mesa de salud, es decir, no este en un lugar que no estuviera permitida su operación; había música, estuve un rato, me cené tres rebanadas de pizza, me tomé do whiskies, escuché un rato música y me fui a mi casa”, dijo el mandatario por medio de sus redes sociales.

La distribución del contenido y del “espectáculo” en los medios de comunicación lo atribuyó a una campaña de desprestigio en el marco electoral de ese momento.

Los medios de comunicación están optando por compartir datos relacionados con la vida íntima de los actores políticos. Ello, por un lado genera vínculos de proximidad con los políticos, eso desde una perspectiva positiva, y del otro lado de la cara de moneda, la agenda mediática se puede ver invadida por el espectáculo en lugar del quehacer político, que contribuye al deterioro y simplificación de la democracia.

¿Desde la visión periodística es ético informar sobre datos íntimos de los políticos? De acuerdo con la Fundación Gabo, la circulación de información sobre la vida privada de los políticos es comercialmente productivo cuando se habla del flujo de usuarios en el medio; no obstante, la ética está en discernir sobre que información intima afecta el desempeño público y cual otra no debe de ser publicada.

Como advirtió el gobernador Enrique Alfaro, las publicaciones que van fuera del quehacer político y se dedican al escándalo en muchas ocasiones son parte de la propaganda negra.

“Sus opositores utilizan como armas ofensivas, datos de su vida privada: hijos fuera del matrimonio, homosexualismo, algún aislado caso de consumo de droga, o conflictos conyugales. Son hechos que pertenecen a la intimidad, y por tanto, son casos vedados para la prensa”, afirma un artículo de la Fundación Gabo.

Con la información íntima distribuida en redes sociales de políticos, los rasgos sobre el tema y el quehacer político se modifican y viran hacia la frivolización, ya que el protagonismo se lo lleva el conflicto y el escándalo en lugar de la información relevante para la democracia y la configuración de una perspectiva critica sobre las decisiones políticas, lo cual deriva en la erosión de los espacios informativos.

 

Leer más: 

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados