Esposado, sin corbata y en chanclas, reapareció Ghosn en Japón y se declaró inocente

El ex presidente de Nissan Motor Co, Carlos Ghosn, declaró en la corte de Japón en lo que fue su primera aparición en público desde que fuera arrestado en noviembre. Negó todas las acusaciones en su contra.

Captura de video.

Carlos Ghosn estaba vestido con un traje azul marino y una camisa blanca. Entró en la corte con esposas y una cuerda atada alrededor de su cintura. Se le prohibió usar corbata para evitar un posible intento de suicidio. Llevaba chanclas en lugar de zapatos, una regla (de la Justicia japonesa) destinada a frustrar los intentos de escape”, así describió el diario The Asahi Shimbun al ex presidente de Nissan en su aparición en la corte de Tokio este martes, la primera vez que se lo vio en público luego de ser detenido en noviembre de 2018.

“A pesar de que tenía el cabello más gris y las mejillas hundidas, en comparación con su apariencia antes de su detención, Ghosn parecía estar bien”, agregó el medio nipón que fue quien tuvo la primicia de la captura del que fuera uno de los hombres más poderosos de la industria automotriz, ahora caído en desgracia.

La publicación del medio japonés que sigue el tema de Ghosn en Tokio.

“Soy inocente de todas las acusaciones formuladas contra mí. Siempre actué con integridad y nunca me acusaron de ningún delito en mi carrera profesional de varias décadas”, dijo Ghosn en su declaración de cerca de 25 minutos. “Estoy siendo acusado injustamente y detenido por acusaciones sin fundamento”.

También enfatizó que convirtió al fabricante de automóviles Nissan en una de las compañías más veneradas de Japón.

Ghosn, de 64 años, está acusado de subinformar su remuneración anual durante varios años en las declaraciones de valores de Nissan y de transferir sus pérdidas de inversión personal al fabricante de automóviles.

La audiencia judicial se celebró este martes 8 de enero después de que el abogado de Ghosn presentara una solicitud de divulgación de los motivos de su detención, algo que aún no ocurrió en detalle.

Para argumentar que no le dará la excarcelación, el juez japonés respondió mencionando la posibilidad de que el sospechoso pudiera contactar a gente que podría destruir pruebas o incluso que podría huir de Japón, teniendo en cuenta que tiene varias residencias en el extranjero.

Según un familiar de Ghosn le dijo al medio nipón, el ex presidente de Nissan y directivo de Renault y Mitsubishi ya perdió 10 kilogramos mientras ha estado en la Casa de Detención de Tokio, desde el 19 de noviembre.

“Nunca recibí ninguna compensación”

En diciembre, fue acusado formalmente de no informar su salario anual entre el año fiscal 2010 y 2014.

“Nunca recibí ninguna compensación de Nissan que no haya sido expuesta, ni tampoco pacté un contrato vinculante con Nissan para que se me pagara una cantidad fija que no fuera revelada”, dijo Ghosn.

Imagen de Twitter @motoradictos

El 21 de diciembre pasado, cuando parecía que sería liberado, los fiscales no lo permitieron bajo la sospecha de un agravante: la violación de la Ley de Compañías. Se le acusa de transferir a Nissan en octubre de 2008 pérdidas por 1.850 millones de yenes (US$ 17,03 millones) derivadas de un contrato de su inversión personal.

También habría hecho que la subsidiaria de Nissan en Dubai le transfiriera US$ 14,7 millones a Khaled Juffali, un hombre de negocios en Arabia Saudita, por su aporte en la obtención de una garantía de crédito bancaria en favor de Ghosn, dijeron los fiscales.

“Amor por Nissan”

“Tengo un amor genuino y gran aprecio por Nissan”, dijo en la Corte. “He actuado con honor, legalmente y con el conocimiento y la aprobación de los ejecutivos dentro de la compañía”.

Concluyó la declaración enfatizando sus logros durante los últimos 20 años en la reactivación de Nissan y habló de la alianza de fabricación con Renault y Mitsubishi que se convirtió en la más grande del mundo.

Como dato para tener noción del interés en Japón por el tema, basta decir que más de 1.100  personas hicieron fila desde temprano en la Corte de Tokio para ocupar los 14 asientos disponibles para el público general.