CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Alfredo Adame arrasa, pero en redes sociales donde se burlan de pocos votos alcanzados

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Alfredo Adame se viralizó en redes durante campaña, debido a los insultos que lanzaba contra ciudadanos que lo agredían verbalmente, detonando con ello una pésima estrategia.
  • Alfredo Adame es uno de los tantos artistas que se sumó a campaña durante este proceso electoral.

  • El valor de las redes sociales durante esta campaña electoral se basó en la comunicación que lograron las plataformas.

  • Existen elementos clave en redes sociales como la innovación en el mercado.

Alfredo Adame es uno de los tantos artistas que compitieron durante este proceso electoral, en que se apostó a acciones con las que buscaron consolidarse en el mercado con todo tipo de polémicas a cuesta.

Una de las tendencias negativas que vimos durante este proceso electoral fue la protagonizada por el actor, quien respondía con insultos a las agresiones verbales que le hacían durante campaña.

El resultado de estas acciones fueron tendencias en redes que al día de hoy siguen juzgando su desempeño durante campaña, revelando lo importante que es una estrategia de imagen en campaña y la capacidad que una marca personal tiene hoy en día para lograr los mejores resultados.

Alfredo Adame gana, pero en redes sociales

Una pésima tendencia se convirtió en el mejor detonador de conversación social entorno a Alfredo Adame, un artista que se lanzó en campaña este proceso electoral y se convirtió en la burla de muchos usuarios en redes y ciudadanos.

Durante un acto de campaña el actor fue agredido verbalmente por un conductor, a lo que el actor respondió con groserías, convirtiendo el hecho en un pésimo antecedente para su marca personal.

El hecho se convirtió en un pésimo antecedente de su campaña, pero en un detonador de conversaciones sociales que ayudaron a viralizar al artista.

Como es de esperar, un aspecto crítico que no podemos perder de vista en este esfuerzo es el que tiene que ver con la manera como hoy en día las marcas tienen que prepararse a comunicar con las audiencias.

El caso Adame es uno muy relevante porque el artista decidió convertir los insultos en palanca para grabar mensajes y sumar mayor interés por usuarios de redes de impulsar su nombre la acción funcionó, pero al parecer no alcanzó al candidato, ya que en redes se han comenzado a burlar de los supuestos nulos resultados que alcanzó en las urnas.

La lección aprendida de su estrategia es que el insulto no debió ser la apuesta, por el contrario, debió convertirse en pretexto para contar una historia. A Mariana Rodríguez solo le bastó decir fosfo fosfo al hablar de sus tenis en una conversación cualquiera con su esposo y candidato a la gubernatura de Nuevo León, para contar la historia de la influencer casada con un candidato a la gubernatura. A Alfredo Adame le faltó apalancar su campaña, se centró en el insulto y no en la historia que pudo crear a partir de su abrupto.

Ahora lee:

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Artículos Premium

Artículos Premium

Más de Merca2.0

Artículos relacionados

el cambio en el panorama laboral

Panorama del empleo en México: crece la informalidad y surgen nuevas áreas de oportunidad

En los últimos meses de pandemia, el panorama laboral en el país cambió de forma abrupta, las marcas acudieron a una digitalizaron como llave para mantener su presencia en el mercado. Este paso, si bien es el principio de una buena estrategia, no garantiza un crecimiento sostenido y tampoco es sinónimo de que su proceso de transformación digital ha concluido y por supuesto tampoco, supone que la situación laboral haya concluido su proceso de transformación.