• Pioneer Foods exporta regularmente sus productos a 80 países dentro y fuera de África

  • La transacción entre Pioneer y PepsiCo todavía está sujeta a aprobación de reguladores

  • En 2017, la marca sudafricana dijo que estaba en pláticas para venderse a una “importante compañía global”

Hay un nuevo jugador de poder en la industria africana de los alimentos. De acuerdo con Reuters, PepsiCo acaba de invertir mil 700 millones de dólares (mdd) para comprar Pioneer Foods. La compañía, originaria de Sudáfrica, es una de las más importantes del mercado en la región. Según la marca estadounidense, es su segunda adquisición más importante en una década.

De acuerdo con PepsiCo, la compra le ayudaría acceder al resto del mercado en África Sub-Sahariana con ayuda de la infraestructura de distribución y manufactura de su nueva compra. El CEO de Pioneer Foods, Tertius Carstens, dijo a la agencia que la transacción es un “voto de confianza a Sudáfrica cuando más lo necesita”. Otros expertos apuntaron que la compra podría convencer a otras compañías de mover sus inversiones a la región.

Un jugoso mercado futuro para PepsiCo

A pesar de las difíciles condiciones económicas globales (o a causa de ellas), se ha visto un buen número de adquisiciones y fusiones. Hace unos días, Grupo Alemán compró a Televisa su participación en Radiópolis. Por su parte, IBM cerró la semana pasada la compra de Red Hat en un movimiento por capturar el mercado de Amazon, Google y Microsoft. También en las industrias de las apuestas y el comercio electrónico se vivieron momentos interesantes.

Si bien una adquisición, particularmente una que permite adentrarse en un mercado nuevo, siempre es provechosa, la de PepsiCo podría probar ser especialmente benéfica. Hace solo un  par de semanas, el bloque africano anunció sus planes para establecer una zona de libre comercio regional. Al adquirir Pioneer Foods, la compañía no solo está comprando su boleto a Sudáfrica. Está potencialmente abriendo la puerta a un mercado continental.

Tiene además la ventaja de ser pionero. La situación financiera de Sudáfrica, y el continente en general, no ha sido la más positiva en los últimos años. Así pues, invertir en un terreno de alto riesgo es una estrategia poco convencional, por decir lo menos. Sin embargo, es claro que PepsiCo está viendo un futuro prometedor a mediano y largo plazo. Tal vez esta multimillonaria inversión, dentro de algunos años, se convierta en una de sus unidades más potentes.