• Durante su primer reporte de resultados trimestral, Uber apuntó que logró realizar 17 millones de viajes diarios

  • A la vez, las acciones de la compañía tienen un valor de 38 dólares por título, 10 por ciento por debajo de su precio debut

  • En su IPO, la compañía perdió 617 mdd, la de mayor magnitud para la primera jornada de una empresa en la historia reciente

Desde su desastrosa Oferta Pública Inicial (IPO), la suerte de Uber no ha sido la mejor. En menos de dos semanas, la empresa ha introducido dos controversiales funciones. Una permite a los usuarios Black activar el “modo silencioso” para que sus conductores no les hablen. Otra, peor recibida, amenaza a los malos clientes con bloquear su cuenta. Eso, sin contar que sus unidades, por desgracia, siguen siendo preocupantes escenas de crimen.

Pero los problemas de la marca no terminan ahí. De acuerdo con AP, la compañía acaba de revelar los primeros resultados trimestrales desde su debut en a bolsa. Y tal como fue su IPO, el desempeño no ha sido estelar. Uber presumió que logró incrementar su flujo de ingresos a tres mil 100 millones de dólares (mdd). Comparado con el mismo periodo del año pasado, representa un incremento del 20 por ciento. Pero no le alcanzó para alcanzar números negros.

La compañía registró una pérdida neta de mil mdd. Nelson Chai, director financiero de Uber, señaló que sus inversiones “permanecen enfocadas en la expansión global de la plataforma. Y también en la diferenciación tecnológica y de producto a largo plazo. Sin embargo, no dudaremos en inyectar recursos para defender nuestra posición de mercado internacional”. También se anotó que sus rivales han suavizado la agresiva guerra de precios en la industria.

¿Es realmente preocupante el desangramiento de Uber?

Frente al resto de Estados Unidos, la situación de Uber no parece tan fuera de lugar. Si bien el país registró sólido crecimiento en su primer trimestre, analistas temen que la nación haya alcanzado su pico de desarrollo para 2019. Incluso otras compañías privadas parecen estar teniendo un mal día. La bolsa cerró con mínimas ganancias después de un día muerto y empresas como GAP no alcanzaron las expectativas de Wall Street para su arranque del año.

Hay otro elemento a favor del caso de Uber. Muchas de las compañías que apuestan por la conquista de un mercado hacen gastos multimillonarios, apoyadas de sus inversores, en un esfuerzo por acaparar al público. El ejemplo perfecto es Luckin, la homóloga china de Starbucks. La empresa opera también un masivos números rojos, pero previo a su IPO en Estados Unidos, presumía su objetivo de lograr más de cuatro mil tiendas a finales de 2019.

Por otro lado, es importante recalcar que las pérdidas solo corresponden a una tercera parte de sus ingresos totales. Es decir, solo debería incrementar su flujo de ganancias en aproximadamente 25 por ciento para compensar su déficit financiero. Y siendo que, frente a 2018, mejoró sus finanzas en 20 por ciento, no parece un objetivo poco realista. Siempre y cuando, por supuesto, Uber no pierda el apoyo de sus inversionistas en el camino.