5 lecciones en marketing que podemos aprender de House of Cards

La serie original de Netflix, House of Cards está de estreno con su quinta temporada, hecho que ha despertado a todos los fans de la pareja presidencial Frank y Claire Underwood, en México es tendencia desde muy temprano, por ejemplo.

Y por qué no, está posicionada entre las diez series más vistas en territorio mexicano a través de servicios de video on demand (SVOD), con un promedio de 1.86 millones de expresiones de demanda, de acuerdo con un estudio realizado por Parrot Analytics.

Pero su engagement no sólo es en México, también tiene gran alcance en Estados Unidos (naturalmente) como en Sudamérica y otras regiones. De hecho, una de sus cualidades es que ha sabido ejecutar acciones de marketing que han apelado a la realidad (de manera directa o indirecta) pero con la inteligencia para llevarlas a su mundo.

Te presentamos 5 acciones que lo demuestran:

1. Ganarle a Trump

Para esta quinta temporada hicieron el anuncio de su regreso precisamente el mismo día (20 de enero) en que Donald Trump asumió como presidente de Estados Unidos, algo que no sólo robó reflectores a la ceremonia protocolaria, sino que demostró el poder del timing y el engagement de House of Cards. De hecho, esto lo hizo en más de una ocasión durante las campañas y debates.

2. Pegarle al orgullo estadounidense

Siempre es un cliché que los políticos digan que gobiernan porque el pueblo no sabe lo que quiere y, aunque es un recurso que ya se ha usado en películas de Estados Unidos, Frank Underwood ha sabido pegarle al orgullo estadounidense en varias ocasiones: “The American people don’t know what’s best for them… I do. “

3. Las marcas tienen un lugar ideal

Quien ha visto un capítulo de House of Cards se ha percatado de la gran cantidad de product placement que hay en la serie, lo mismo vemos un montón de dispositivos Apple (iPhone, MacBook, etc) que relojes, computadoras, autos y demás productos de otras marcas. Pero no es la única, de acuerdo con un estudio realizado por la agencia Conceve Brand Tracking, hay más de cien marcas en cada una de las temporadas, entre ellas: Chevrolet, Washington Nationals, Avaya, Blackberry, Cartier, Dell, Samsung y Rolex.

4. Interpela -amenaza- al público

En varias ocasiones sus acciones de marketing están dirigidas en un mensaje directo al público, como la “petición especial” que hizo Stamper a los fans previo a la cuarta temporada en la que les pide no hacer spoilers o “los invitará a dar un paseo en su camioneta”.

 

5. Timing para aprovechar mercados

Sabemos que saben jugar con la política en Estados Unidos, de hecho Frank Underwood llegó a tener niveles de popularidad más altos que Barack Obama, y le ha sacado provecho a Donald Trump, pero esto la ha aplicado con un perfecto timing en otros mercados. Qué mejores ejemplos que México y el famoso #HashtagCampaña o su atinado diálogo con la presidencia en Argentina.

Hay mucho qué aprender de House of Cards, primer serie nativa online (SVOD) en ganar un premio Emmy en 2013 y que el año pasado se llevó un Grand Prix en la categoría Integrated en el festival de Cannes Lions.

Su ingenio se manifiesta incluso saboteando billboards de campaña de Frank Underwood, pero con una protesta que es un símbolo de HOC. Vean esto: