5 cosas que nadie te dice antes de trabajar en una agencia de publicidad

México.- En el país existen cientos de agencias de publicidad, muchas son pequeñas e independientes, otras pertenecen a grandes multinacionales. Trabajar en una agencia es el sueño de miles de jóvenes pero hay cosas que nadie les dice antes de entrar y que quienes trabajan en el sector de la creatividad seguro conocen.

Notas relacionadas:
5 razones por las que las agencias creativas usan animales en las campañas publicitarias
¿Debería tu agencia contratar especialistas en Snapchat?
Es posible que tu agencia te odie y ni siquiera lo sabes

 

1. Trabajarás hasta muy tarde
Es raro conocer a un creativo, especialmente durante los primeros años de su carrera, que no salga tarde del trabajo varias veces al mes. Y por tarde hablamos de la madrugada o completar el ciclo de 24 horas laborando. Muchos proyectos, propuestas y cambios se deben presentar para el día siguiente y alguien debe hacerlo. Esta forma de trabajo en lugar de reducirse irá en aumento ahora que las marcas cada vez más trabajan por pitch que por contratos a largo plazo.

2. El crédito se lo llevarán tus jefes
En las agencias de publicidad se trabaja en equipo, cada quien debe cumplir sus funciones, copys, diseño, cuentas, etc., pero al final quien se llevará el crédito por el Cannes Lions o el Effie será el VP creativo o el director creativo. Así que aunque la idea sea tuya tienes que aprender a ver cómo la gloria la viven los jefes. Pero esto no debe ser una limitante o motivo de tristeza, sino una meta para algún día ser el que se lleva los premios.

3. Nadie tiene el puesto asegurado
Trabajar en publicidad brinda por lo regular cierta certeza de tener trabajo, pero nunca está asegurado. Hay muchos motivos por los cuales una agencia despide a sus empleados, más allá del talento o esfuerzo de estos, un caso común son las fusiones entre dos compañías. Por ejemplo, si se fusionan dos agencias creativas del mismo grupo lo más probable es que haya decenas de despidos, aún y cuando el personal ahora innecesario haya sido el mejor o ganado premios.

4. Es una lucha de egos
El mundo publicitario está lleno de creadores, algunos tienen grandes ideas, otros escriben genialidades, en el sector están los mejores diseñadores y se trabaja con marcas multinacionales con presupuestos millonarios. Es inevitable que todo esto no infle el ego de las personas. Cuando ingresas a una agencia debes estar preparado a trabar con gente con egos que no caben en el edificio, es un paso importante aprender a tratarlos sin caer en el juego pero siempre es posible y además no todos son así.

5. Es uno de los mejores trabajos
Pese a las desveladas y sufrimientos, trabajar en una agencia es uno de los trabajos más satisfactorios, tiene un valor para la sociedad y puedes presumir lo que haces a tus padres y amigos. Además te permite asociarte, conocer y estar rodeado de personas creativas que ven el mundo desde una perspectiva diferente al común de las personas que trabajan en otros sectores de la industria. Así que, adelante.