x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

¿Y dónde quedó la generación X?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Estamos en 2014.Las generaciones van y vienen. La generación de los Millennials está ahora en el poder y en la jugada del consumo, pero ¿Y dónde quedó la generación X? Estamos aquí como diluidos en la sociedad, quizá como perdidos. Los principales líderes del mundo tienen menos de 30 años -Si situamos a los reyes de las redes sociales y el 3.0- y otros operadores mundiales del poder entran en otro rengo diferente -Mayores de 50 años, personalidades como Madona o Obama, generadores de agenda en cuanto a política y medios-, pero ¿Y dónde están los que tenemos entre 30 y 40 años -La generación X, bautizada por Douglas Coupland desde 1991 en su libro Generación X-.

Estamos en 2014.Las generaciones van y vienen. La generación de los Millennials está ahora en el poder y en la jugada del consumo, pero ¿Y dónde quedó la generación X? Estamos aquí como diluidos en la sociedad, quizá como perdidos. Los principales líderes del mundo tienen menos de 30 años -Si situamos a los reyes de las redes sociales y el 3.0- y otros operadores mundiales del poder entran en otro rengo diferente -Mayores de 50 años, personalidades como Madona o Obama, generadores de agenda en cuanto a política y medios-, pero ¿Y dónde están los que tenemos entre 30 y 40 años -La generación X, bautizada por Douglas Coupland desde 1991 en su libro Generación X-.


¿Dónde quedamos y dónde quedó nuestro protagonismo en la historia moderna del mundo? Pues básicamente nuestro movimiento como generación está aletargado y un poco perdido, ¿Por qué pasó esto? Muchos son los factores que influyen para que los hombres y mujeres que somos integrantes de la Generación X estemos tan escondidos en esta normalidad inerte. Factor uno. Crecimos en familias medianas a pequeñas educados por la televisión, nuestras madres fueran las primeras mujeres que salieron al mercado laboral y la televisión y los medios fueron nuestros tutores. Factor dos. Nos invadió la apatía del ejemplo de una generación exitosa -Babyboomers- y nos teledirigieron los medios para decirnos qué estudiar, qué vivir y cuál es sinónimo de éxito -Según todos en aquella época, el dinero era sinónimo de éxito-. Factor tres. La tecnología nos aplastó y nos pegó tan fuerte que nos distrajo de eventos importantes para construir nuestra identidad. Por lo mismo, estamos aquí los treintañeros y cuaretones estando sin estar.

Quizá nuestra función generacional  es ser un eslabón perdido y un puente generacional ente los más viejos y los más jóvenes, y sólo así, con esas condiciones. Así nacimos y así probablemente moriremos, sin protagonismo. Consumistas sin identidad propia. Seguiremos aquí presentes, y no. La que dicen la generación perdida, ¿Qué más mensajes nos seguirán enviando las marcas?

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados