VP de Recursos Humanos de Google señala los 5 errores más comunes en los currículos que recibe

Internacional.- Laszlo Bock, es el vicepresidente senior de recursos humanos de Google y por el que pasan las hojas de vida de quienes desean trabajar en el gigante de los buscadores. Confiesa que reciben más de 50.000 CV’s a la semana y que ha revisado personalmente más de 20.000 en toda su carrera.

Notas relacionadas:
Sitio del día: Google+, la red social que no hay que menospreciar
Atención desarrolladores: Google actualizó las guidelines de Material Design
Reportan primer caso de adicción a Google Glass

Es por ello que como parte de su blog en LinkedIn, Bock se ha decidido a compartir los errores más comunes que observa en los currículos que ha tenido la oportunidad de leer, especialmente porque explica que un pequeño traspiés en estas páginas puede servir para ser eliminado de inmediato, especialmente en posiciones muy competidas, aunque se cuenten con el resto de cualidades necesarias.

Los 5 mayores errores que se pueden cometer en un currículo, según Bock, son:

1.- Errores ortográficos y gramaticales. Parece obvio, pero no deja de suceder, de hecho según una investigación de datos de la web CareerBuilder llevada a cabo en 2013, un 58 por ciento de los resumes tenían errores de ortografía y gramática.

Según Bock, quienes más ‘revisan’ sus currículos, pueden ser más vulnerables a estos errores porque al modificarlos una y otra vez en la angustia de que queden bien, pueden perder objetividad y la visión global. Para evitarlo, se aconseja leerlo a la inversa (desde la ultima línea a la primera) para poder enfocarse en cada frase con otra perspectiva, además de pedirle a alguien confiable en materia de ortografía y gramática que lo revise antes de enviarlo.

2.- Extensión. Una regla que plantea Bock es la de una página por cada 10 años de experiencia. Un currículo de 4 o más páginas no es aconsejable. Un CV corto muestra capacidad de síntesis y habilidad para establecer prioridades.

Se debe pensar en que la intención del currículo es obtener la entrevista. El conseguir el trabajo se logra en esa fase. Pero primero se debe enganchar con el CV.

3.- Formato. Un currículo debe ser legible, claro y con los elementos de diseño básicos (a menos que se opte a cargos creativos). Letras de al menos 10 puntos, con margen suficiente, Bock sugiere papel blanco y tinta negra, además de consistencia entre los espacios, líneas y columnas. Adicionalmente sugiere colocar nombre y datos de contacto en todas las páginas. Si se puede, se debe reenviar el CV a uno mismo, para probar como se ve al abrirlo desde diferentes opciones como Google Docs o Word, además de cómo documento adjunto. Una buena idea es salvarlo como PDF para evitar desajustes con el formato.

4.- Información Confidencial. No se debe brindar información que sea confidencial en la posición actual o anteriores, si existe una política de confidencialidad. Si el seleccionador lo sabe, y necesita el cumplimiento de dicha normativa para la nueva posición, asumirá de inmediato que no se tiene la capacidad de cumplir con ella. No importa cuanta inteligencia se use para ‘sugerir sin decir’. Cuando el reclutador conoce el tema y la competencia, sabrá que se han quebrantado las normas y esto puede no resulta favorable para el candidato que busca lucirse.

Según Bock, en su experiencia, entre un 5 y 10 por ciento de los currículos que ha leído, han revelado información confidencial que ha provocado que les descarte de forma inmediata.

5.- Mentiras. Las mentiras nunca son una buena idea en un resumé. Se suele mentir en los currículos sobre el grado obtenido, la institución en la que se ha estudiado, los años trabajados en determinados cargos o empresas, sobre resultados logrados y mucho más.

El problema, como señala Bock, es que se puede detectar fácilmente (más en esta época de internet) y las mentiras te siguen toda la vida, lo que implica gran inversión de tiempo y energía para tratar de mantenerlas, cuando en el momento menos esperado suelen ser descubiertas con consecuencias como el despido o la desacreditación profesional.

Según Bock, sólo con no cometer estos errores, que la mayoría comete, el currículo destacará. Mientras que se debe tener en claro que lo usual, por muy buen historial que se tenga, es que la mayoría no resulte elegida. Pero llegará el momento en que si sucederá.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.