• La cantidad de usuarios que bloquean anuncios en desktop de hecho ha ido a la baja desde mediados de 2018

  • Entre las soluciones al adblocking, se han formado coaliciones que buscan crear comerciales menos molestos para la gente

  • Sin embargo, también hay empresas que buscan saltarse estos programas o que piden, mediante mensajes, deshabilitarlos

Conforme la tecnología ha ido evolucionando con el paso de los años, la forma en la que las empresas realizan publicidad también ha cambiado significativamente. No solo los mensajes que envían las empresas deben estar mejor adaptados a la realidad social actual. También hay formas más precisas y redituables de crear iniciativas de marketing. A eso se deben sumar nuevas experiencias y formas de promoción. Pero los anuncios aún son parte de la mezcla.

Tanto la publicidad tradicional como sus variantes digitales son todavía una parte crucial de prácticamente todas las estrategias de marketing. Esto, porque tienen beneficios muy claros para las marcas. Según Small Business Trends, permite aumentar la visibilidad de las marcas y cambiar la percepción que el público tiene de las mismas. NIBusiness dice que los anuncios son un recurso clave para dar a conocer entre los potenciales clientes el portafolio de ofertas.

Por supuesto, como lo señala Lyfe, la versión los anuncios simplemente ayudan a crecer a los negocios en diferentes dimensiones. Son la forma más directa y fácil de tener un impacto en particular entre la población objetivo. Sin embargo, en especial en el entorno digital, hay un fenómeno interesante. La técnica del adblocking está creciendo como respuesta a la enorme cantidad de mensajes de las marcas. Y lo peor, es que está llegando también al sector mobile.

Cada vez más usuarios están bloqueando anuncios en smartphones

BlockThrough y PageFair presentaron la edición 2020 de su AdBlock Report. De acuerdo con las firmas de investigación, los usuarios ya no solo quiere bloquear anuncios en el entorno de desktop. Hay cada vez más personas que están abandonando Google Chrome (el líder en la navegación mobile) para descargar navegadores que en automático eliminen estos mensajes. De hecho, las marcas registraron un aumento en este fenómeno de 64 por ciento en tres años.


Notas relacionadas


Para el primer trimestre del 2019, ya había más de 527 millones de usuarios móviles en todo el mundo que bloquean anuncios. Este crecimiento se explica, en parte, por la popularidad de navegadores que filtran estos mensajes por default en Asia, especialmente UC Browser. Hay agentes como Opera, con un switch para permitir comerciales, que también crecieron en uso. También se han desarrollado estrategias para evadir estas prácticas, con distintos resultados.

¿Qué sigue para la industria?

El fenómeno del adblocking no es nada nuevo y ha sido una preocupación frecuente entre las marcas del mercado. En enero del año pasado, Google implementó una serie de medidas que estaban enfocadas a evitar que sus usuarios pudieran bloquear anuncios. De cualquier forma, desde hace años que existen varias recomendaciones y plataformas que buscan el objetivo contrario. Al mismo tiempo, algunas plataformas han ejecutado medidas no muy populares.

La lucha entre Google (y otras plataformas que sirven publicidad) contra los proyectos que ofrecen bloquear anuncios no va a tener fin. Similar a las cuestiones de ciberseguridad, cada una de las partes solo se va a hacer más refinada con el tiempo y ninguna llegará a imponerse sobre la otra. Así que el problema es convencer a los usuarios que consumir esta publicidad de hecho es bueno. En este sentido, se han realizado un sinfín de iniciativas para este tema.

Pero ciertamente hay un número muy importante de personas que simplemente no quieren ver ningún tipo de publicidad en su experiencia web. El solo hecho de ver anuncios es tan molesto que solo quieren que desaparezca. El problema, claro, es impedir que esta mentalidad siga creciendo en el largo plazo. Para ello, las plataformas deberían desarrollar nuevas opciones para que la gente no tengan que ver comerciales. Y que no representen un costo excesivo.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299