• Se teme que esta decisión con la nueva telecom provoque nuevas fusiones en otras industrias del país

  • Algunos de los reguladores involucrados con la decisión la han nombrado una victoria para los consumidores

  • También se espera que esta nueva compañía ayude a otros jugadores más pequeños a desarrollar su propia infraestructura

En prácticamente todas las industrias del mundo se está viviendo un nivel preocupante de consolidación que podría amenazar la competencia en el mercado. Varios reguladores de los Estados Unidos (EEUU) quieren dividir el negocio de Google para asegurar un piso de juego más parejo. En Reino Unido, el gobierno está luchando contra Amazon por su crecimiento tan agresivo. Pero uno de los sectores donde prevalece esta situación es en el sector telecom.

Dentro de la industria de las telecomunicaciones, se ha visto una consolidación peligrosa de las marcas líderes. Según Tech Dirt, el problema de la anti-competitividad en telecom es aún más grave que en el sector tecnología. De acuerdo con Reuters, reguladores en todo el mundo ponen multas a conglomerados locales e internacionales por presuntamente atentar contra el negocio de sus rivales. Y según el New York Law Journal, hay varios factores en esta mezcla.

Sea como sea, hay una realidad muy clara en la industria telecom: son cada vez menos las marcas que se disputan el mercado. Lo anterior significa que es mucho más probable que una empresa tenga un control significativo de la industria. Cuando hay menos pedazos del pastel a repartir, es más fácil que una de las agentes involucradas gane una posición preponderante. Y por ello es tan controversial que se aprobara la creación de un nuevo gigante en esta industria.

Entre demandas y amenazas, surge un nuevo gigante telecom

De acuerdo con The Verge, las autoridades federales acaban de aprobar la fusión entre dos de los operadores telecom más grandes de EEUU. La operación, valuada en unos 26 mil millones de dólares (mdd), permite que las compañías T-Mobile y Sprint por fin se fusionen. Con esto, no solo se crea uno de los grupos más importantes de todo el mundo en el sector. También se reduce el número total de competidores dentro de la industria del país a solo tres compañías.


Notas relacionadas


Con la aprobación de la corte, T-Mobile y Sprint van a terminar de formalizar su fusión tan pronto como el próximo primero de abril. A pesar de la demanda que buscaba bloquear este trato, donde se decía que la operación podría reducir la competencia en el sector, los jueces determinaron que va beneficiar al público. Ante la derrota, autoridades y grupos opuestos al trato decidieron luchar para reforzar y endurecer las leyes de anti-competitividad nacionales.

¿Triunfó el mal?

Como esta telecom, no es la primera vez que una fusión llama la atención de las autoridades. Por ejemplo, la compra de las unidades de Fox por parte de Disney fue mal vista en México, presuntamente a raíz de un problema con Televisa. Aeroméxico y Emirates llevan meses con un drama por el control del vuelo de conexión entre España y la República. Y hace no muchas semanas, Sonos demandó a Google por utilizar su posición líder para robarle sus diseños.

La creación de esta mega-telecom es una historia que se remonta atrás varios meses. Desde abril del año pasado que T-Mobile y Sprint habían anunciado su intención de convertirse en una sola empresa. Sin embargo, el trato fue inmediatamente bloqueado por una demanda de varios fiscales generales de EEUU, citando temores de competencia. En un momento dado, las compañías incluso amenazaron al gobierno con mayores tarifas a los consumidores.

El precedente que marca esta compañía telecom es considerable, tomando en cuenta el bajo número de jugadores en el entorno de EEUU. Ciertamente es una gran victoria para T-Mobile y Sprint. Y si las dos compañías están en lo correcto al respecto de sus estimados, en solo unos meses deberían empezar a percibirse una reducción en el precio de sus servicios. Sin embargo no deja de ser perturbador que tal nivel de consolidación siga viéndose como algo positivo.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299