Una empresa mexicana anuncia que no comprará autos Ford por cancelar inversión

Grupo Coconal, empresa dedicada a la construcción y a la concesión de proyectos de infraestructura, anunció este viernes que no adquirirá ningún vehículo de la empresa Ford tras cancelar plan de inversión en México. 

La firma, fundada en 1950 y con sede en la Ciudad de México, envió una carta a Picacho Grupo Automotriz dando aviso de que cancelaba de manera indefinida su programa de adquisición de 2017 con la automotriz estadounidense, según un reporte del diario El Financiero.

“Nos vemos en la penosa necesidad de informarle que a partir de esta fecha, nuestra empresa no adquirirá ningún vehículo de esa marca, asimismo también le informo que el programa de adquisición para el año que comienza queda cancelado de manera indefinida”, señala el texto firmado por Sergio Reyes, director de Maquinaria.

“Lamentamos que la empresa automotriz que dignamente representa en México y de la cual tenemos las mejores opiniones, haya tomado la desafortunada decisión que hoy nos obliga a suspender nuestras relaciones comerciales”, agrega.

La firma de construcción participa en el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, distribuidor Vial La Marquesa, y la autopista Durango-Mazatlán, sólo por mencionar algunas, de acuerdo con su informe.

La semana pasada Ford canceló los planes para una nueva planta de mil 600 millones de dólares en San Luis Potosí, México. En su lugar, la firma invertirá 700 millones de dólares en la expansión de la planta de Flat Rock, Michigan.

La automotriz estadounidense anunció el 3 de enero, la cancelación de una inversión de mil 600 millones de dólares para la construcción de una planta en San Luis Potosí, decisión que le ha costado críticas y que podría convertirse en una posible demanda por el gobierno local por las primeras inversions que ya habían hecho para la llegada de la fábrica.

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ha criticado a empresas nacionales que han enviado su producción a otros países y amenazó con impulsar acciones para imponer impuestos caros a esas mercancías.

Empresas como General Motors y Toyota, han manifestado que sus planes mantendrán la inversión en México, ya que representa un mercado atractivo.

Las redes sociales se han visto impulsadas por campañas de boicot contra Ford y Fiat Chrysler, para que se dejen de consumir sus productos y una empresa ha decidido dar marcha atrás al consumo de vehículos estadounidenses. Grupos Automotrices, como Kia, Toyota y Nissan, estarían buscando la oportunidad de negocio, ya que han realizado inversiones recientes en ese sector industrial del país.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299