Inicio Etiquetas Camila Gonzalez

Etiqueta: Camila Gonzalez

yo digital

Las fortalezas humanas priman en este mundo digital

El campo laboral cada vez va a apreciar más estas habilidades que son, al final, las que no son reemplazables y las que no van a permitir que la automatización NO nos saque de la cancha del trabajo.
yo digital

El síndrome de querer ser el “yo digital”

Se proyecta un yo, con un estilo de vida, unos gustos, un discurso o un silencio, una fachada, un modus operandi digital y luego quizás ese yo digital ya no termina apareciéndose al yo real.
yo digital

Las mejores campañas de sensibilización son espejos

A mirar sin tapujos, verse uno mismo es ver al otro, es abrir la mirada al mundo desde la base.
yo digital

Por una belleza natural: ¡vivan las marcas con causa!

¡Que las marcas sigan hablando y definiendo sus posturas y que los consumidores tengamos cada vez mejor diálogo con aquellas que elegimos!
yo digital

Facebook… la verdadera soledad de esta era

Estamos más solos que nunca. Miles de personajes absolutamente solos con un teléfono en la mano... Tristeza. Desgarrador panorama.
yo digital

Google 2018: 8 innovaciones

Ya saben, no siempre estoy segura de que tantas herramientas nos estén dando una mejor vida. Todo depende de lo que cada uno entienda por ´mejor´ y por 'vida'.
yo digital

Legoland: el mensaje racista camuflado

Creo que no me acordaba que en este mundo todavía había reyes y príncipes, y que son gente mucho más importante que toda la demás, sí, que todos nosotros.
yo digital

Gracias a los “censuradores” de papá Facebook

Papá Facebook tiene contratado un pelotón de ´censuradores´ que, de la mano con una serie de algoritmos, dedican sus tiempo laboral a juzgar qué puede o no quedarse en la gran ventana que nos tiene adictos y embobados a millones.
yo digital

Cuando las marcas sí tienen opinión: Starbucks y el “racismo”

Esta marca se ha posicionado en muchos países del mundo como el lugar donde todos podemos estar.
yo digital

Breve crónica de una muerte digital

Lo había perdido todo, no cabía duda. Me estaba dando cuenta que yo era mi celular y sin él, o con él sin batería, ya no era nadie.