• De acuerdo con Uber, el sistema de detección de choques estuvo en desarrollo durante aproximadamente un año

  • Se espera que, con la ayuda del feedback de usuarios, la incidencia de falsos positivos disminuya con el tiempo

  • Los Emirates Árabes Unidos es el país con mayor penetración de smartphones, de 82.2 por ciento

De las tecnologías más explotadas a escala mundial, sobresale el uso de smartphones. Estos dispositivos inteligentes son básicamente la piedra angular sobre la que se desarrollan varias  industrias. Entre ellas, la de una infinidad de compañías de hardware y software, así como el negocio de varias firmas de investigación. Por supuesto, las compañías no están interesadas en estos aparatos solo por que sí. Este ecosistema responde a su alto uso entre la población.

En estimaciones de Statista, para finales de este año, ya el 63.4 por ciento de la población a escala global tendrá smartphones. Al mismo tiempo, estos dispositivos han rápidamente superado en número incluso a los mismos usuarios de la tecnología. De acuerdo con Bank My Cell, ya hay más de mil millones de conexiones celular más de lo que hay seres humanos en el planeta. Esto no solo refleja un mercado robusto, sino que representa grandes oportunidades.

Con tantos smartphones conectados en el ecosistema, constantemente se recopilan grandes cantidades de información. A través de apps y datos de navegación, las compañías pueden recopilar una buena parte de estos datos. Si a esto se le suma que los dispositivos inteligentes tienen una impresionante variedad de sensores incorporados, las marcas pueden deducir una amplia variedad de situaciones. Y constantemente, pueden predecir cada vez más eventos.

Nueva función de detección para Uber

A partir de este contexto, vale la pena analizar una tecnología que recién presentó la compañía de taxis compartidos. De acuerdo con The Verge, Uber empezará a utilizar varios sensores en los smartphones de conductores y usuarios para detectar incidentes negativos durante los viajes. En específico, se espera que la tecnológica emplee el giroscopio, GPS, acelerómetro y otros elementos de los dispositivos para detectar si el vehículo sufrió un accidente de coche.

RideCheck, como se nombrará a la tecnología, estará disponible solo en Estados Unidos (EEUU) inicialmente. Sin embargo, se espera que llegue a otros países en el corto plazo. El sistema utilizaría Inteligencia Artificial para analizar los datos de los smartphones y estimar si hay una emergencia. Una vez que detecte irregularidades, enviaría un mensaje a conductores. Entonces, los colaboradores podrían confirmar la emergencia o señalar que todo está bien.

¿Muchos datos de smartphones al alcance de las compañías?

Varias compañías hacen un uso extensivo de los datos de smartphones para mejorar sus servicios y presentar funciones. Para su campaña Traffic Jam Whopper, Burger King usó datos de tráfico y geolocalización para entregar órdenes a coches. Marcas como Amazon ni siquiera temen “sobornar” directamente a sus usuarios para obtener información de la competencia. Además, estos insights son la materia prima del negocio de la mayoría de las redes sociales.

Que sea una práctica común no significa que no sea controversial. Ya actualmente hay una infinidad de casos donde las compañías obtienen datos de smartphones y sus usuarios que son presuntamente inocentes, anónimos y útiles. Pero que, con la compilación y análisis adecuado, pueden vulnerar significativamente la privacidad de los usuarios. Lo anterior no significa, por supuesto, que la función de detección de choques de Uber sea mala.

Pero sí significa que podría enfrentar un poco de reticencia del público. Es fundamental que la tecnológica realice un adecuado trabajo de educación y concientización entre el público. Así pues, podrá calmar posibles temores y dudas sobre la recopilación de tantos datos de sus smartphones. El problema de las controversias de información personal no es que las marcas obtengan en sí estos insights. Sino que no han podido comunicar correctamente para qué son.