Existen un sinfín de desafíos para gobiernos, individuos y negocios en torno a la pandemia de COVID-19.  A muchas empresas les preocupa mantener a sus clientes y poder tener un flujo financiero suficiente. En términos de comunicación, el caos de la emergencia sanitaria ayudó a crear una grave crisis de confianza que abarca múltiples entornos. A eso se debe sumar, claro, los peligros económicos que afectan a compañías e individuos. Pero hay aún más en esta lista.

Tal vez uno de los más urgentes es el tema del rastreo de infectados. Entre los países que son incapaces de obtener un suministro masivo de pruebas confirmatorias para la COVID-19, se ha vuelto una opción viable para tratar de contener la pandemia. Sin embargo, sin importar la cantidad de recursos disponibles para los gobiernos o el tamaño de su población, se torna con rapidez en un reto significativo. Uno en el que la tecnología podría ser de una invaluable ayuda.

Una herramienta para rastrear posibles casos de COVID-19

En muchos países, el monitoreo de la pandemia se ha hecho muchas veces a través de los smartphones. Lo anterior, porque no solo tienen una alta penetración entre la población de casi todo el mundo. También porque suelen tener una conexión constante al internet y reflejar con una buena precisión en qué momento y espacio se encuentran sus dueños a lo largo del día. Y estas ventajas son invaluables para el rastreo de posibles casos de COVID-19, según Luppa.

La plataforma de geolocalización acaba de lanzar recientemente una herramienta pensada en la actual pandemia de COVID-19. A través de la identificación de ID de los smartphones, se puede detectar si un usuario estuvo más de cierto tiempo o a una distancia concreta de otro. Lo anterior, junto con datos oficiales sobre infecciones confirmadas del virus, podrían ayudar a dar seguimiento a posibles enfermos. Y así, reducir sustancialmente el avance del patógeno.

Dicha herramienta está disponible para los gobiernos locales que deseen adquirirla con el fin de fortalecer sus estrategias de seguimiento y contención para la COVID-19. Como parte de su funcionamiento, la plataforma solo alertaría a las autoridades de smartphones que tuvieron contacto de más de 15 minutos y a menos de cinco metros de un infectado. De esta forma, se puede tener una estrategia de contención sanitaria mucho más precisa para próximos meses.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299